• Marines de EE. UU. y de Corea del Sur participan en unos ejercicios militares conjuntos en Pohang, a unos 370 km al sureste de Seúl, capital surcoreana.
Publicada: jueves, 7 de marzo de 2019 19:06
Actualizada: viernes, 8 de marzo de 2019 1:08

Corea del Norte denuncia que los ejercicios militares que realizan Corea del Sur y EE.UU. minan la paz y violan un acuerdo existente entre Washington y Pyongyang.

“Los movimientos de las autoridades militares de Corea del Sur y de Estados Unidos constituyen una flagrante violación de las declaraciones conjuntas de Corea del Norte y EE.UU.”, reza un comunicado emitido hoy jueves por la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

Washington y Seúl comenzaron el lunes el ejercicio militar, bautizado como Dong Maeng, después de cancelar otros dos anuales de mayor escala. La medida tuvo como objetivo reducir las tensiones con el vecino del Norte.

Mediante estas prácticas militares, según el Ministerio surcoreano de Defensa, las Fuerzas Armadas de EE.UU. y Corea del Sur buscan elevar su “preparación militar”.

Para Pyongyang, no obstante, estas operaciones representan un “abierto desafío” a la paz en la península coreana y también un atropello a “las declaraciones entre Corea del Norte y del Sur con las que se comprometieron a remover las hostilidades y tensiones”, según KCNA.

Las maniobras Washington-Seúl provocan generalmente gran malestar e indignación en Corea del Norte. Durante mucho tiempo, Pyongyang ha criticado estos juegos de guerra, pues los considera como unos ensayos para invadir su territorio.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió en junio de 2018, tras su primer encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, detener los “juegos de guerra” en la península coreana, empero, no los ha suspendido por completo.

Los movimientos de las autoridades militares de Corea del Sur y de Estados Unidos constituyen una flagrante violación de las declaraciones conjuntas de Corea del Norte y EE.UU.”, reza un comunicado emitido por la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA, que condena los ejercicios militares en curso entre Seúl y Washington.

 

Se prevé que estas maniobras agraven la tensión en la península coreana, sobre todo después de que fracasó una segunda cumbre sobre la desnuclearización de Pyongyang, celebrada en Hanói (capital de Vietnam) entre Trump y Kim. La cita acabó abruptamente el 28 de febrero debido a la negativa de la parte estadounidense a aliviar las sanciones a Corea del Norte por su programa nuclear.

Pyongyang dice haber dado pasos de buena fe destruyendo anteriormente su reactor del complejo nuclear de Yongbyon y varios otros sitios de prueba de misiles. Sin embargo, EE.UU. rechaza levantar las sanciones contra Corea del Norte e insiste en su completa desnuclearización.

ftm/ctl/mtk/hnb

Comentarios