• Pyongyang acepta suspender ensayos durante los diálogos con Seúl
Publicada: martes, 6 de marzo de 2018 11:58
Actualizada: lunes, 12 de marzo de 2018 18:14

Corea del Norte promete suspender toda prueba misilística y cualquier ensayo nuclear durante los diálogos entre las dos Coreas, que continuarán el próximo mes de abril cuando se celebre una cumbre en su frontera desmilitarizada, informan fuentes desde Seúl.

El director de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui Yong, quien ha concluido este martes una visita de dos días a Corea del Norte a la cabeza de una delegación oficial, ha dicho que las autoridades norcoreanas creen que no hay “ninguna razón” para aferrarse a las armas nucleares “si se eliminan las amenazas militares” contra Pyongyang y “se garantiza la seguridad de su país”.

Chung ha agregado que durante las reuniones, en las que también estuvo presente el líder norcoreano, Kim Jong-un, se ha acordado, asimismo, abrir una línea directa de comunicación entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Kim, a fin de “aliviar la tensión militar y tener una coordinación estrecha” entre las partes.

Los líderes tendrán su primera conversación telefónica antes de la cumbre planeada, que se celebrará en la aldea fronteriza de Panmunjom, donde los dos líderes se encontrarán a finales de abril, ha precisado el funcionario surcoreano.

Si toda la información es confirmada por Pyongyang, sería la tercera cumbre intercoreana desde el final del conflicto coreano de 1950-53 y la primera bajo el liderazgo de Kim.

El lunes, Kim manifestó su apoyo a la aproximación de las dos Coreas, deseando que los dos vecinos puedan “escribir una nueva historia de reunificación nacional” después de un distanciamiento de más de 70 años.

La delegación política de alto nivel surcoreana llegó ese mismo lunes a Pyongyang con el objetivo de lograr la “desnuclearización de la península coreana y una paz permanente con buena voluntad y mejores relaciones intercoreanas generadas en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018”, conforme a Chung.

 

Los delegados surcoreanos también buscaban lograr un acercamiento entre Corea del Norte y EE.UU., que han pasado momentos muy tensos en los últimos meses debido al intercambio de amenazas e insultos entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Corea del Norte advierte de que Washington, con sus maniobras militares y sanciones unilaterales contra Pyongyang, busca obstaculizar la paz en la península coreana.

ftm/anz/fdd/rba

Comentarios