• Bigio: Colombia no solo exporta cocaína, sino también magnicidas
Publicada: sábado, 17 de julio de 2021 8:11
Actualizada: sábado, 17 de julio de 2021 9:19

Colombia, conocido como uno de los grandes exportadores de cocaína, ahora se ha convertido en un exportador de magnicidas y mercenarios, dice un analista.

En el marco del proceso de investigación sobre el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, la Policía de Haití ha capturado a 28 personas sospechosas de participar en el crimen, 26 de las cuales son de nacionalidad colombiana y otras dos, estadounidenses de origen haitiano.

A este respecto, en una entrevista concedida este sábado a la cadena HispanTV, el analista de temas internacionales Issac Bigio ha lamentado que Colombia entrene asesinos para luego enviarlos a otros países de la región. “Colombia no solo exporta cocaína, sino también exporta mercenarios y magnicidas”, ha recalcado Bigio.

“Es terrible que Colombia se convierte en un país exportador de mercenarios ¡Qué pena!”, ha lamentado el experto, al indicar que Colombia celebrará el 20 de julio el día de su independencia en momentos en que se ha relevado que más o menos 26 colombianos mercenarios fueron contratados para asesinar al presidente haitiano.

 

El experto ha denunciado que las medidas del Gobierno de Colombia y su cooperación con países hegemónicos del Occidente, perjudican la soberanía y seguridad de la región latinoamericana y, como ejemplo, Bigio ha indicado que el territorio colombiano alberga bases estadounidenses, desde donde se busca invadir a Venezuela.

En este contexto, Jorge Luis Vargas, director de la Policía de Colombia, reveló el viernes que Germán Rivera García, uno de los exmilitares colombianos involucrados en el acto —de momento detenido en Haití— recibió 50 000 dólares desde EE.UU. previo al magnicidio.

La misma jornada, el Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) admitió que algunos colombianos involucrados en la muerte de Moise recibieron entrenamiento en el país norteamericano.

Además, varios analistas internacionales han destacado el papel fundamental de Colombia en el magnicidio, considerando que Bogotá es una de las fichas que mueve EE.UU. para posicionarse en la región.

Fuente: Noticias HispanTV

sbr/ncl/tqi