• El canciller chino, Wang Yi..
Publicada: martes, 28 de septiembre de 2021 9:22

China denuncia la presencia militar de la OTAN en Asia-Pacífico y pide a la alianza atlántica evitar acciones que puedan provocar una “confrontación” en la zona.

El canciller chino, Wang Yi, criticó el lunes a algunos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por enviar, con frecuencia, buques de guerra y aviones de combate a la región de Asia-Pacífico, cerca de las fronteras marítimas chinas, durante una reunión virtual con el secretario general de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg.

El máximo diplomático chino advirtió que la región de Asia-Pacífico no necesita una alianza militar, como la que algunos miembros de la OTAN, con Estados Unidos a la cabeza, intentan crear para detener al gigante asiático.

Avisó que las actividades militares y la presencia de buques y aviones de los miembros de la OTAN en Asia-Pacífico podrían provocar una confrontación entre las principales potencias y pidió a la alianza evitar acciones que puedan iniciar una nueva guerra fría.

Wang dejó en claro que China no fue ni será un “adversario” de la OTAN, por lo que pidió al bloque militar que desempeñe un papel constructivo en el desarrollo pacífico y estable de la región de Asia-Pacífico.

 

Dijo que Pekín estaba dispuesto a mantener un diálogo con la OTAN sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, y subrayó que la comunidad internacional necesita unidad, cooperación, comprensión y confianza mutua para contrarrestar los desafíos globales.

Stoltenberg, por su parte, dijo que la OTAN da “la bienvenida al diálogo cada vez más amplio” con China y pidió al gigante asiático respetar sus compromisos internacionales y actuar de manera responsable en el sistema internacional.

Las principales potencias de la OTAN, entre ellos EE.UU. y el Reino Unido, rechazan reivindicaciones de Pekín en las estratégicas islas ubicadas en el Pacífico Occidental, en especial en el mar de la China Meridional.

Argumentando el derecho a la libre navegación, los buques de guerra estadounidenses y de otros países occidentales han atravesado en reiteradas ocasiones las disputadas aguas del mar de la China Meridional, en el marco de una demostración de fuerza frente a China.

Pekín, a su vez, acusa a Washington y sus aliados de intentar desestabilizar la región del Pacífico y militarizar las aguas ricas en recursos del mar de la China Meridional y le ha pedido retiradas veces al Occidente que evite “riesgos y posibles accidentes”.

ftm/ncl/mkh