• Un destructor estadounidense USS McCampbell (izq.), junto a un buque Henry J. Kaiser de EE.UU. (centro) y una fragata británica HMS Argyll (dcha.).
Publicada: jueves, 17 de enero de 2019 10:16
Actualizada: viernes, 1 de marzo de 2019 13:04

Las fuerzas navales de EE.UU. y el Reino Unido establecen los primeros ejercicios navales conjuntos en el mar de la China Meridional para presionar a Pekín.

Según informa la agencia británica de noticias Reuters, ambas partes anunciaron el miércoles sobre esta cooperación militar, mientras Washington busca la ayuda de los aliados para mantener la presión sobre el gigante asiático.

El destructor de la Armada de Estados Unidos, USS McCampbell, junto con la fragata de la Armada Real británica, HMS Argyll, realizaron una serie de ejercicios del viernes al miércoles para “abordar las prioridades de seguridad comunes” en el mar de la China Meridional, declaró la Armada de Estados Unidos en un comunicado.

“No hay antecedentes en la historia reciente de operaciones juntas, específicamente en el mar de la China Meridional”, dijo un portavoz de la Marina de EEUU.

No hay antecedentes en la historia reciente de operaciones juntas, específicamente en el mar de la China Meridional”, dijo un portavoz de la Marina estadounidense en referencia a los primeros ejercicios navales conjuntos que celebraron EE.UU. y el Reino Unido del viernes al miércoles en el mar de la China Meridional. 

La maniobra se genera después de que en agosto otro buque británico, HMS Albion de 22 000 toneladas zarpara hacia las islas Paracel, reclamadas por Pekín, en el mar de la China Meridional.

Fue la primera vez que el Reino Unido pretende desafiar directamente el creciente control de China por la vía fluvial estratégica. La Armada británica aceptó con gusto la invitación de Estados Unidos de participar en este ejercicio, lo que a juicio de la Administración china causa “provocaciones”.

El mar de China Meridional, también conocido como mar del Sur de China, es una extensión muy disputada del océano Pacífico, de la que China reclama casi un 90 %, y es escenario de incesantes tensiones entre el gigante asiático y EE.UU.

Washington ha enviado varias veces aviones y buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por Pekín so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

fmd/rha/fdd/hnb

Comentarios