• Misiles chinos con capacidad nuclear.
Publicada: domingo, 22 de julio de 2018 17:40
Actualizada: domingo, 22 de julio de 2018 23:06

Pekín debe albergar un enorme arsenal nuclear ante la ‘actitud agresiva’ de EE.UU. en el mar del Sur de China y las tensiones con Taiwán, afirma un diario local.

“Solo al observar la actitud agresiva de EE.UU. en el mar del Sur de China y la cuestión de Taiwán, sabemos que la fortaleza nuclear de China dista mucho de ser suficiente”, ha reiterado el periódico oficial The Global Times de China en un artículo divulgado el viernes.

A este mismo respecto, el rotativo chino puso de relieve que el presidente estadounidense, Donald Trump, “respeta únicamente a las naciones que poseen un gran número de armas nucleares”.

Mencionó, además, el caso de Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como un ejemplo, insistiendo en que Moscú pudo evitar que la alianza entrase en un conflicto abierto en Ucrania y Siria “debido a su arsenal nuclear”.

Solo al observar la actitud agresiva de EE.UU. en el mar del Sur de China y la cuestión de Taiwán, sabemos que la fortaleza nuclear de China dista mucho de ser suficiente”, afirma el periódico oficial The Global Times de China.

 

Debido a esta situación, urgió al Gobierno chino, presidido por Xi Jinping, a incrementar el desarrollo de armas nucleares como una “máxima prioridad” para demostrar la determinación de defender sus intereses nacionales básicos frente a las agresiones cometidas por Washington.

“Las armas nucleares de China no solo tienen que asegurar un posible segundo ataque sino que también deben jugar un papel fundamental en la formación de una fuerte disuasión para que las potencias extranjeras no se atrevan a intimidar a China militarmente”, ha agregado. 

Este artículo sale a la luz después de que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) haya revelado que China aspira a reemplazar a EE.UU. como “principal potencia del mundo” y sopesa una “guerra fría” contra Washington.

En los últimos años, Washington ha incrementado su presencia militar en la región, defendiendo su derecho a la libre navegación. China, a su vez, ha acusado a EE.UU. de desestabilizar la zona y buscar señorearse sobre las aguas en cuestión.

En esta misma línea, Pekín ha amenazado a la nación norteamericana con una “humillación total” si continúa sus “provocaciones” en el mar de la China Meridional. 

fmk/lvs/mjs/rba

Comentarios