• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, durante una rueda de prensa en Pekín, la capital.
Publicada: martes, 13 de abril de 2021 16:36
Actualizada: martes, 13 de abril de 2021 17:13

China denuncia la postura de EE.UU. contra la comunidad musulmana a nivel mundial, alertando que busca decidir sobre Pekín y los países musulmanes.

Los musulmanes en todo el mundo se han visto mortificados, durante mucho tiempo, por EE.UU., que no se preocupa en absoluto por ellos, sino que solo está tratando de desviar la ira de la comunidad musulmana hacia sí misma”, ha advertido este martes el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

Durante una rueda de prensa celebrada en Pekín (capital china), el alto funcionario chino ha reaccionado así a las declaraciones del secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, quien acusó el domingo al gigante asiático de violar los derechos humanos de la minoría musulmana uigur en la región china de Xinjiang.

En esta misma línea, el portavoz chino ha subrayado que, según diferentes informes, es el propio país norteamericano el que viola los derechos humanos, pues, ha detallado, “EE.UU. cometió un genocidio contra los indios nativos, esclavizó a los negros, e invadió e interfirió en países soberanos. Hay pruebas sólidas de sus numerosos delitos”, ha agregado.

 

De igual modo, ha señalado que, al lanzar una campaña de difamación contra el gigante asiático, lo que busca el país norteamericano es ocultar su “deplorable” historial sobre el trato que ha dispensado a los musulmanes.

“Si EE.UU. está empeñado en repetir mentiras 1000 veces, reiteraremos la verdad 10 000 veces, la verdad sobre Xinjiang permanecerá inquebrantable”, ha asegurado, para luego añadir que todas las maniobras de Washington para contener a China “están condenadas al fracaso”.

Además, recordando el respaldo de ciertos países musulmanes a China en materia de los derechos humanos en la 46.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), Zhao ha alertado que EE.UU. busca, sin duda alguna, dividir a China y los países musulmanes.

En otra parte de sus declaraciones, ha subrayado que, desde 2001, EE.UU. ha lanzado varias operaciones militares en contra de más de 80 países, so pretexto de luchar contra el terrorismo, cobrándose más de 800 000 vidas, incluidas 330 000 vidas civiles.

De hecho, EE.UU. acusa a China mientras hace caso omiso a la violación de los derechos humanos en su propio territorio, particularmente en lo que se refiere a los derechos de los migrantes y las personas de color.

No obstante, la brutal postura de EE.UU. no se limita a las minorías en su suelo, pues ha llevado a cabo numerosos guerras y ataques contra muchos otros países, en su mayoría latinoamericanos, asiáticos y africanos, dejando tras de sí una impactante estela de muertos.

shz/anz/rba