• Canadá rechaza propuesta de EEUU de un acuerdo comercial bilateral
Publicada: miércoles, 6 de junio de 2018 21:44
Actualizada: jueves, 7 de junio de 2018 2:06

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha declinado la sugerencia de Estados Unidos de sustituir el TLCAN con un acuerdo económico bilateral.

“La posición de Canadá es, y siempre ha sido, que el modelo trilateral que tenemos es realmente mejor para Canadá, México y Estados Unidos, seguimos convencidos de que el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) es extremadamente positivo”, ha declarado este miércoles Trudeau.

Las palabras del premier canadiense se producen después de que Larry Kudlow, asesor económico del presidente de EE.UU., Donald Trump, señalara el martes que el mandatario estadounidense prefiere negociar acuerdos comerciales bilaterales con Canadá y México.

El posible giro en las negociaciones del nombrado acuerdo tuvo lugar después de que Washington quedara enfrentado al resto de los países del Grupo de los Siete (G7), que han prometido represalias contra los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio.

Precisamente, Trudeau señaló en una entrevista, transmitida la noche del martes por un canal de la televisión canadiense, que la Cumbre del G7 (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Estados Unidos y el Reino Unido) será escenario de tensiones entre la Casa Blanca, y sus aliados europeos y Ottawa.

El primer ministro canadiense enfatizó que los siete países más desarrollados del mundo van a mantener “conversaciones muy, muy francas”, en referencia a la decisión arancelaria del inquilino de la Casa Blanca, la cual podría abrir una guerra comercial entre los países afectados, entre ellos el propio EE.UU.

La posición de Canadá es, y siempre ha sido, que el modelo trilateral que tenemos es realmente mejor para Canadá, México y Estados Unidos, seguimos convencidos de que el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) es extremadamente positivo”, ha declarado el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

 

En este contexto, Canadá presentó el 1 de junio una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las medidas “ilegales” de Washington en el terreno económico.

La semana pasada, México, otro beneficiario del tratado TLCAN, anunció un incremento en los impuestos a los productos provenientes de su vecino norteño, que van desde manzanas a tubos de acero, equivalente a unos 3000 millones de dólares, además de poner en vigor el aumento del 20 % en los aranceles a la carne de cerdo producida en EE.UU.

La Cumbre del G7 se celebrará entre el 8 y 9 del mes en curso en el estado canadiense de Quebec (este). En la cita, las autoridades de los siete poderes económicos del mundo se reunirán en momentos en los que se ve muy posible su enfrentamiento en una guerra comercial multitudinaria.

mpm/anz/snz/rba

Comentarios