• La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, durante una cumbre del G7 en Toronto, 23 de abril de 2018.
Publicada: sábado, 2 de junio de 2018 0:10
Actualizada: sábado, 2 de junio de 2018 1:17

Canadá ha presentado una queja ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra los ‘ilegales’ aranceles impuestos al acero y el aluminio por EE.UU.

Durante una intervención en el Parlamento canadiense, la ministra de Exteriores, Chrystia Freeland, ha asegurado este viernes que la denuncia contra “estas medidas ilegales” se había presentado ante dicha organización y en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) durante la misma jornada.

“Estas tarifas unilaterales, impuestas bajo el falso pretexto de salvaguardar la seguridad nacional de Estados Unidos, son inconsistentes con las obligaciones comerciales de Estados Unidos y las normas de la OMC”, ha añadido la ministra canadiense.

De este modo, Canadá coordinará su causa en la OMC con la Unión Europea (UE), que al verse afectada también ha denunciado la medida. Asimismo, México, otro socio en el TLCAN, ha sido golpeado por la decisión de la Administración estadounidense.

Estas tarifas unilaterales, impuestas bajo el falso pretexto de salvaguardar la seguridad nacional de Estados Unidos, son inconsistentes con las obligaciones comerciales de Estados Unidos y las normas de la OMC (Organización Mundial de Comercio)”, ha dicho la ministra canadiense de Exteriores, Chrystia Freeland.

 

Las declaraciones de Freeland se producen después de que Estados Unidos anunció (jueves) la imposición de aranceles del 25 % al acero y del 10 % al aluminio, procedentes de Canadá. En un acto recíproco, Otawa anunció la imposición de tarifas al acero y otros bienes de EE.UU. por un valor estimado de 12 800 millones de dólares estadounidenses.          

Horas antes, este mismo viernes, la jefa de la Diplomacia de la UE, Federica Mogherini, ha asegurado que el bloque comunitario defenderá sus intereses e impondrá aranceles a las importaciones de EE.UU.

En este sentido el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha considerado que dicha decisión estadounidense es “ilegal” y un “error” que podría cerrar la puerta a las discusiones sobre otros asuntos.

aaf/ctl/myd/mkh

Commentarios