• El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana.
Publicada: domingo, 17 de febrero de 2019 15:41
Actualizada: viernes, 22 de febrero de 2019 16:59

El Gobierno de Bolivia declaró el viernes que el intervencionismo de EE.UU. contra Venezuela devasta las normas que rigen las relaciones internacionales.

En una entrevista concedida a la emisora local Radio Patria Nueva, el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, en rechazo a la postura del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, frente a Venezuela, declaró que Washington atenta contra los protocolos diplomáticos con sus acciones.

“Es decir, en cualquier país a Estados Unidos se le va a ocurrir poner a un diputado como presidente alterno, en funciones, para transformar ese país —razonó el destacado funcionario gubernamental—, realmente es una cosa de locura y sobre la locura tiene que prevalecer la racionalidad ciudadana”, afirmó el titular boliviano.

Asimismo, al tildar de traicionero y cobarde el ataque político del país norteamericano al Estado venezolano, advirtió que Washington, con tal proceder, siembra un precedente funesto, no solamente en América Latina, sino en todo el mundo.

De igual modo, reiteró que la política estadounidense es una política agresiva y descomunal, que pretende convertir al continente latino en su patio trasero para proceder al saqueo de los recursos naturales e imponer gobiernos títeres, que se sometan a sus designios.

Es decir, en cualquier país a Estados Unidos se le va a ocurrir poner a un diputado como presidente alterno, en funciones, para transformar ese país —razonó el funcionario gubernamental—, realmente es una cosa de locura y sobre la locura tiene que prevalecer la racionalidad ciudadana”, afirma el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana.

 

“Esto nos tiene que hacer comprender qué tipo de adversario externo tenemos, tener conciencia de que Estados Unidos y sus aliados, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), no vienen a jugar con canicas”, indicó, para luego agregar que dichos enemigos se ciernen, no solo sobre Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Ecuador, sino sobre todos los Estados latinoamericanos que han elegido no ser lacayos o sirvientes sumisos de las políticas estadounidenses.

A pesar de toda la crisis que atraviesa Venezuela, Bolivia ha expresado en diferentes ocasiones su apoyo y respaldo a Caracas.

Tras las tensiones provocadas en el país sudamericano por la autoproclamación, el 23 de enero, del golpista Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —en desacato desde 2016 y de mayoría opositora— Bolivia no tardó mucho en anunciar su respaldo a la Administración del presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro.

Bolivia declaró también su apoyo a Venezuela en la sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que se celebró a posteriori para abordar la situación en el país bolivariano.

fmd/anz/fmk/rba

Comentarios