• El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ofrece una rueda de prensa en Tokio, capital de Japón, 31 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 8 de junio de 2019 17:14

Filipinas no entiende el despliegue chino cerca de la disputada isla Thitu (Pagasa), pese a que Duterte prometió que “nunca” permitirá la presencia estadounidense.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha recordado este sábado en una entrevista televisiva lo que le dijo a su homólogo chino, Xi Jinping, sobre que “las tropas estadounidenses nunca pisarán” la isla Thitu (Pagasa, en tagalo), ubicada en el mar del Sur de China.

“Le dije que mientras fuera presidente nunca permitiría que los estadounidenses pisaran la isla Pagasa, porque sé que eso crearía verdaderos problemas [...] Que no vamos a iniciar ninguna guerra, pero nunca permitiré el despliegue de armas estadounidenses en la isla”, ha indicado el presidente, recordado lo que le dijo a Xi en “su última reunión”.

Pese a todo eso, añade Duterte, China “ha rodeado la isla”, cuya soberanía se disputa con Manila, “con muchos buques”. El hecho, según el mandatario filipino, no ha provocado su “ira”, pero se ha negado a mencionar la respuesta o la posible explicación de Xi sobre el despliegue militar chino en la zona y la fecha de la cita con su homólogo chino.

Le dije que mientras fuera presidente nunca permitiría que los estadounidenses pisaran la isla Pagasa, porque sé que eso crearía verdaderos problemas [...] Que no vamos a iniciar ninguna guerra, pero nunca permitiré el despliegue de armas estadounidenses en la isla”, ha dicho presidente filipino, Rodrigo Duterte, recordando las palabras que le dijo a su par chino, Xi Jinping.

La isla es administrada por Manila, pero su soberanía es disputada también por China, Taiwán y Vietnam. Pagasa o Thitu es por su superficie la segunda en tamaño dentro de las islas pertenecientes al archipiélago Spratly.

El patrullaje chino en la zona se realiza en respuesta al envío de buques de guerra estadounidense a las proximidades de los islotes controlados por Pekín so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

Pekín ha advertido en reiteradas ocasiones que Washington tendrá que pagar el precio si continúa sus intervenciones, viola su soberanía o pretende controlar las aguas en cuestión.

ask/rba/nii/

Comentarios