• El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, habla durante una ceremonia oficial en Manila (la capital).
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 17:27

Una vez más, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, volvió a pronunciar otra de sus controvertidas frases, esta vez en contra de los investigadores en derechos humanos de las Naciones Unidas que indagan sobre su polémica lucha contra las drogas.

Fiel a su estilo, Duterte ha arremetido este martes contra el equipo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmando que debe ser lanzado a los cocodrilos para ser devorado.

Las palabras del mandatario filipino, pronunciadas durante una reunión en la ciudad de Zamboanga (sur de Filipinas), tuvieron lugar luego de que el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Raad al-Husein, asegurara que Duterte debería someterse a una “evaluación psiquiátrica” después de haber acusado a miembros de la ONU de formar parte de un grupo rebelde en ese país.

“Si esos tontos vienen aquí, ¿hay cocodrilos aquí? ¿Los que comen personas? Tírenles a esos hijos de p… a los cocodrilos”, ha manifestado en medio de un encuentro con soldados, según consigna Philippine Star.

El presidente filipino, cuya brutal guerra contra las drogas ha provocado la condena internacional, ha instruido a las fuerzas de seguridad a permanecer en silencio si son confrontadas por inspectores, y les ha asegurado que personalmente asumirá toda responsabilidad de sus acciones.

Si esos tontos vienen aquí, ¿hay cocodrilos aquí? ¿Los que comen personas? Tírenles a esos hijos de p… a los cocodrilos”, ha comentado el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, sobre los investigadores en derechos humanos de las Naciones Unidas.

 

“Cualquier declaración o respuesta que den puede incriminarles (…) la mejor opción es simplemente guardar silencio. Solo digan: Tenemos un comandante en jefe”, ha acotado el polémico mandatario.

El Gobierno de Duterte hizo una petición judicial el mes pasado en la que acusa a la relatora de la ONU sobre Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, y a otros miembros del organismo, de pertenecer a un grupo rebelde comunista.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) aseguró que esas acusaciones, rotundamente negadas por Tauli-Corpuz, la han puesto a ella y a otras 600 personas en peligro.

El presidente filipino también ha insultado en reiteradas ocasiones a la experta de la ONU en Asesinatos Extrajudiciales, Agnes Callamard, por sus advertencias sobre los miles de crímenes sospechosos que se llevaron a cabo en el marco de la guerra antidrogas impulsada por Duterte.

También apuntó al fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, quien anunció el mes pasado que estaba abriendo un examen preliminar sobre supuestos asesinatos extrajudiciales en Filipinas.

La campaña antidrogas que ha iniciado Duterte desde su llegada al poder en junio de 2016 ha levantado un aluvión de críticas en algunos países y organizaciones de derechos humanos que consideran la estrategia de Duterte una “campaña de asesinatos extrajudiciales”, que, de acuerdo con la oenegé Amnistía Internacional (AI), desde el año 2016 se ha cobrado más de 7000 vidas.

lvs/anz/myd/rba

Comentarios