• Soldados de Myanmar caminan por una calle durante una protesta, Yangon, 28 de febrero de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 7 de octubre de 2022 15:40
Actualizada: viernes, 7 de octubre de 2022 18:47

Documentos recientemente descalificados revelan el papel de Israel en las atrocidades del Ejército de Myanmar contra minorías como Rohingya.

Recientemente, se han desclasificado unas 25 000 páginas de documentos del ministerio de asuntos exteriores del régimen de Tel Aviv que muestran profundos lazos militares entre Israel y Myanmar (Birmania) desde la década de 1950 hasta principios de la de 1980, según informó el jueves el diario israelí Haaretz.

Según los documentos, todos los dirigentes israelíes consideraron la feroz guerra civil que se desató en el país asiático, la junta militar, la corrupción y violencia del Ejército birmano, como una oportunidad diplomática y comercial para las fuerzas de guerra y las industrias militares; es más, Israel ha jugado un papel clave en el establecimiento del ejército letal del país asiático.

“Israel ayudó al ejército a reorganizarse como una fuerza moderna, lo armó y lo entrenó, y contribuyó dramáticamente a desarrollar su poder y consolidar su posición como el elemento más poderoso del país. Ese poder inicialmente permitió al ejército administrar el país entre bastidores y luego eliminar el liderazgo civil y forjar una variedad de regímenes militares diferentes”, se lee en el texto.

Israel, interesado en la limpieza étnica de los Rohingya

Los documentos revelan que uno de los principales objetivos de Israel era ganar el apoyo de Birmania en foros internacionales a cambio de su apoyo armamentístico. En efecto, los sucesivos regímenes israelíes no les interesó que la ayuda militar no estuviera destinada a fines de defensa contra enemigos externos, sino que se usara para hacer la guerra contra los habitantes del país.

Israel percibió la mortífera guerra civil en Birmania en la década de 1950 como una “oportunidad de oro” para aumentar sus ventas de armas a Birmania. Mientras tanto, Birmania también se inspiró en la ocupación de tierras palestinas por parte de este régimen y en la construcción de asentamientos ilegales mientras intentaban asentar personal militar en regiones habitadas por minorías étnicas, al estilo de los puestos de avanzada israelíes.

“Estamos interesados en establecer una conexión entre nuestro Mossad y el Mossad birmano”, escribió Kalman Anner, entonces director de Asia Desk, en enero de 1982 después de que el régimen israelí viera la limpieza étnica de los Rohingya como una oportunidad.

Aunque los documentos más recientes aún permanecen clasificados, no ha habido signos de cambio en el apoyo de Israel al Ejército de Myanmar y su colaboración en el genocidio de los musulmanes Rohingya.

ftn/rba