• El parlamento israelí vota a favor de la disolución
Publicada: miércoles, 22 de junio de 2022 11:07
Actualizada: jueves, 23 de junio de 2022 2:03

Israel se acerca a sus quintas elecciones en menos de cuatro años, luego de que los diputados israelíes votaran a favor de la disolución del parlamento.

En esta primera votación preliminar celebrada este miércoles, 110 de los 120 diputados han aprobado la disolución del parlamento, allanando el camino para elecciones, que serían las quintas que celebra el régimen de Israel en menos de cuatro años.

Sin embargo, el proyecto de ley tiene que pasar aún por un comité que lo valide y después deberá ser votado en otras tres lecturas en pleno parlamentario.

La medida se ha tomado después de que el primer ministro, Naftali Bennett, presentara un proyecto de ley para disolver el parlamento cuando su frágil gabinete de coalición colapsó.

La oficina del premier informó el lunes que él y su correligionario, el ministro de exteriores, Yair Lapid, han acordado presentar la próxima semana un proyecto de ley para disolver el parlamento y convocar elecciones generales anticipadas.

Si el plan se aprueba, Lapid será el primer ministro interino, conforme al acuerdo de la coalición alcanzado hace el año pasado, y Bennett se convertirá en el primer ministro suplente.

Se espera que las nuevas elecciones se celebren en octubre y serán las quintas en los territorios ocupados en apenas tres años y medio.

 

La decisión echa el telón a una coalición de gobierno que sólo ha podido durar un año y prepara el escenario para el posible regreso al poder del líder del partido ultraderechista Likud, el ex primer ministro Benjamin Netanyahu.

Aunque Netanyahu y sus probables aliados, los partidos nacionalistas y ultrarreligiosos, lideran los sondeos, pero aún no alcanzan la mayoría para controlar el parlamento que tiene 120 escaños.

Sus rivales, de izquierda, derecha y centro, han prometido impedir el regreso al poder de Netanyahu, quien está siendo juzgado por varios cargos de corrupción.

El gabinete de Bennett —integrado por una amplia base de ocho partidos que pugnan para lograr un equilibrio— asumió el poder en junio de 2021 tras conseguir apartar a Netanyahu del poder después de 12 años consecutivos como primer ministro. Mientras tanto, se enfrentó a varios desafíos que amenazaban su disolución, como la renuncia de varios altos cargos del régimen.

El pasado 3 de junio, el mismo Bennett reconoció que el gabinete de coalición israelí está a punto de colapsar, puesto que ya ha perdido la mayoría parlamentaria y el premier no puede evitar el estrepitoso fracaso.

tmv/hnb