• El ministro de asuntos militares de Israel, Benny Gantz, habla durante una conferencia de prensa, 22 de abril de 2021.
Publicada: jueves, 27 de mayo de 2021 1:19

El ministro de asuntos militares de Israel, asustado por el discurso del líder de Hezbolá, se esconde detrás de declaraciones amenazantes contra El Líbano.

En un discurso ofrecido este miércoles, el ministro de asuntos militares de Israel, Benny Gantz, ha reaccionado a las declaraciones del líder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, quien enfatizó que el último conflicto en Gaza estalló por “la estupidez del enemigo sionista”.

El martes, con ocasión del 21.º aniversario de la liberación de los territorios del sur de El Líbano de la ocupación del régimen de Israel, Nasralá abordó el tema de la última ofensiva israelí contra Gaza y aseguró que otra agresión a la ciudad sagrada de Al-Quds (Jerusalén) y la Mezquita Al-Aqsa “no será respondida solo desde Gaza”.

En este sentido, el responsable israelí ha advertido de cualquier ataque desde el norte de los territorios ocupados, señalando que, en ese caso, “El Líbano temblará”.

Estamos preparados, como siempre. Si estalla un ataque desde el norte, El Líbano temblará y sus casas se convertirán en escombros”, ha aseverado Gantz.

 

Por otro lado, desesperado por las palabras del líder político del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) en Gaza, Yahya Sinwar, sobre los recientes enfrentamientos entre el régimen de Tel Aviv y la Franja de Gaza, Gantz ha proclamado que, si estalla una nueva ronda de ataques desde el enclave costero, el ejército israelí responderá.

En su discurso, Sinwar avisó que la Resistencia tiene la capacidad de disparar, en un minuto, cientos de misiles con un alcance de 100 a 200 kilómetros hacia el enemigo sionista y golpear fácilmente las ciudades israelíes de Tel Aviv y Haifa.

Cabe recordar que las autoridades israelíes aceptaron el jueves aprobar, sin condiciones, la propuesta egipcia de un cese bilateral de hostilidades con los grupos de la Resistencia palestina, incluidos HAMAS y la Yihad Islámica Palestina.

Este hecho se produjo tras casi 11 días de una campaña brutal de bombardeos contra la Franja de Gaza, que se cobró la vida de más de 250 civiles palestinos. A esa agresión, la Resistencia palestina dio una respuesta firme lanzando una lluvia de cohetes y misiles contra las posiciones israelíes.

sar/anz/mkh