• Soldados estadounidenses patrullan en los campos petroleros de Suwaydiyah en la provincia de Al-Hasaka, Siria. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 29 de junio de 2022 22:03
Actualizada: jueves, 30 de junio de 2022 0:34

Yemen reveló que un grupo de entrenadores militares de EE.UU. y Londres, junto con cargamentos de armas llegaron al este del territorio yemení.

Al-Qatabi Ali Husein al-Farayi, el gobernador de la provincia de Al-Mahra, ubicada en el este de Yemen, ha denunciado este miércoles que grandes cargamentos de armas a bordo de buques militares desembarcaron en el puerto de Nishtun y entrenadores militares británicos y estadounidenses están estacionados en el Aeropuerto Internacional de Al-Qaydah.

Al advertir de los peligrosos complots llevados a cabo por la coalición de ocupación saudí-emiratí contra Al-Mahra y su pueblo, ha indicado que los agresores y sus militantes aliados están tratando de hundir la provincia en caos y una confusión total, debido a que los lugareños se oponen a la presencia de fuerzas extranjeras.

La coalición de agresión liderada por Arabia Saudí está involucrada en el contrabando y el comercio de narcóticos en área para perpetuar la inseguridad, avanzar en sus planes diabólicos y disuadir a la población local de enfrentarse a los invasores”, ha puesto de relieve, en unas declaraciones ofrecidas a la agencia yemení de noticias Saba.

 

De acuerdo con el funcionario yemení, la ira pública en ebullición por el despliegue de tropas extranjeras en la provincia demuestra que la batalla para liberar Al-Mahra de las garras de los invasores y sus mercenarios está llegando a su etapa final.

En este contexto, el líder del movimiento popular Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, reveló en mayo que Estados Unidos está construyendo sus bases militares en las provincias de Hadhramaut y Al-Mahra, así como en el oeste del país, a lo largo del mar Rojo.

¿En qué consiste presencia de EEUU en Yemen?

La presencia militar norteamericano en el territorio yemení lleva más de dos décadas cuando su Ejército desplegó cientos de tropas de operaciones especiales en la base aérea de Al-Anad, en el sur de Yemen, desde la década de 2000 hasta mediados de la de 2010, aparentemente para luchar contra los terroristas de Al-Qaeda que operan en el sur y el sureste del país árabe. Estas fuerzas fueron retiradas en marzo de 2015, tras el inicio de la invasión saudí a Yemen.

Desde el inicio de la agresión militar de Riad contra Saná en 2015, las Administraciones de Barack Obama (2009-2017) y Donald Trump (2017-2021) brindaron apoyo logístico y de inteligencia a la coalición saudí, un hecho seguido por el actual presidente de EE.UU., Joe Biden, y aunque en febrero de 2021 anunció el fin de tal respaldo, en la práctica, EE.UU. nunca se alejó de su aliado saudí.

mdh/mrg