• El presidente de EE.UU., Joe Biden, habla en el Congreso de EE.UU., en Washington DC, la capital, 28 de abril de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 2 de mayo de 2021 18:31

EE.UU. admitió que está brindando apoyo a Arabia Saudí en la masacre de civiles en la guerra de Yemen, recalca una periodista independiente.

La reportera Caitlin Johnstone, en un artículo publicado el viernes, abordó el tema de la guerra en Yemen y afirmó que “otro presidente de EE.UU. nos está mintiendo acerca de otra invasión militar en el mundo”.

El aludido reporte hace referencia a las declaraciones realizadas, el pasado 27 de abril, por la portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), la comandante Jessica L. McNulty, citada por el diario estadounidense VOX, acerca de que “EE.UU. continúa brindando apoyo a la Fuerza Aérea de Arabia Saudí, teniendo en cuenta el papel fundamental que desempeña Arabia Saudí y nuestra asociación de seguridad de larga data”.

De esta manera, la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, aceptó finalmente que no ha cesado su ayuda logística y militar a las operaciones ofensivas contra los yemeníes, contradiciendo directamente las afirmaciones que formuló el mandatario norteamericano a principios de febrero.

En ese entonces, Biden prometió que iba a poner fin a todo apoyo de EE.UU. a las operaciones saudíes contra el país más pobre del mundo árabe e incluso frenar la venta de armas al reino árabe.

 

En el artículo también se subraya el importante papel de Riad como “socio regional” de EE.UU., para luego argumentar que esa es una de las razones por las que al país norteamericano no le interesa cortar sus lazos bilaterales.

Conforme al reporte, el mundo sabe que Washington miente y no intenta, ni por asomo, cesar su ayuda a los saudíes, sino que, por el contrario, proporciona mantenimiento a los aviones que bombardean Yemen y aplica un bloqueo que ha matado a miles de civiles.

Al respecto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido que 400 000 personas pueden morir en Yemen este año en curso si las condiciones no cambian.

El apoyo de EE.UU. a la ofensiva contra Yemen comenzó en 2015, cuando Biden era vicepresidente en el Gobierno de Barack Obama (2009–2017). Años después, durante su campaña electoral en 2020 para acceder a la Casa Blanca, el demócrata había prometido revisar la relación de su país con Riad y poner fin al apoyo de Washington a la agresión saudí contra Yemen.

La injusta guerra contra Yemen, en especial los bombardeos saudíes con armas estadounidenses, ha dejado, hasta la fecha, decenas de miles de civiles yemeníes muertos y ha conducido a dicho país a las puertas de la peor hambruna que pueda atestiguar el mundo en décadas, desatando una ola de críticas internacionales.

mmo/anz/tmv/rba