• Un dron armado modelo MQ-9 Reaper, de fabricación estadounidense.
Publicada: martes, 10 de noviembre de 2020 14:49

Amnistía Internacional (AI) urge a EE.UU. a detener la venta de drones a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), pues serán usados en la masacre de civiles en Yemen.

Los drones estadounidenses podrían ser cómplices de los ataques de los EAU, que violan el derecho internacional y matan, además de herir, a miles de civiles yemeníes que ya son víctimas de una de las catástrofes humanitarias más devastadoras del mundo”, denunció el director de AI para Asia Occidental y el Norte de África, Philippe Nassif, en un comunicado publicado el lunes.

La nota es emitida días después de que el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, notificara al Congreso sus planes de vender 18 aviones no tripulados (drones) modelo MQ-9B de última generación a los EAU, dos meses después de que esta monarquía árabe firmara un acuerdo de normalización de lazos con el régimen de Israel.

La organización pro derechos humanos consideró, no obstante, un “hecho alarmante” que Washington continúe apoyando “de manera inquebrantable” a los EAU, a pesar de que todos los indicios apuntan a que miles de civiles han muerto “ilegalmente” en los últimos años en Yemen por las armas fabricadas en EE.UU.

Los EAU son un miembro clave de la coalición liderada por Arabia Saudí que lleva a cabo, desde 2015, una violenta agresión militar contra Yemen con el objetivo de devolver al poder a un antiguo gobierno apoyado por algunos países occidentales.

AI alertó, además, de las preocupantes consecuencias que podría acarrear la venta de los drones estadounidenses para África, aludiendo a las evidencias que existen de que Abu Dabi utilizó estas aeronaves en el conflicto en Libia a favor del Ejército Nacional Libio (ENL), liderado por el mariscal Jalifa Haftar, en una clara violación del embargo de armas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) respecto a este caso en concreto.

 

Los gobernantes emiratíes también están buscando adquirir un paquete de aviones de combate electrónicos tipo EA-18G Growler, de fabricación estadounidense, que son una versión especializada de los aviones F/A-18F Super Hornet.

Es más, a finales del pasado octubre, la Casa Blanca anunció su intención de vender a los EAU 50 cazas F-35 de la compañía Lockheed Martin. Esto mientras que muchas autoridades norteamericanas reconocen que Abu Dabi es cómplice de los crímenes de Riad en su guerra contra Yemen.

En este sentido, de acuerdo con un informe publicado en ese mismo mes por el diario Haaretz, fuentes israelíes y estadounidenses afirmaron que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dio su aquiescencia a la venta de cazas a los EAU durante las negociaciones que terminaron con el acuerdo para la normalización de relaciones con Abu Dabi.

myd/anz/rba