• Momento del lanzamiento de un misil yemení contra objetivos de las fuerzas encabezadas por Arabia Saudí.
Publicada: domingo, 12 de julio de 2020 14:25
Actualizada: domingo, 12 de julio de 2020 15:46

Las fuerzas yemeníes tienen un “amplio banco de blancos” en Arabia Saudí, Emiratos Árabes e Israel ante la agresión a su país, dice un alto mando militar yemení.

El jefe del Departamento de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Yemen, el general de brigada Abdolá Yahya al-Hakim, ha revelado que el Ejército yemení, apoyado por el movimiento popular yemení Ansarolá, se ha desplegado en las periferias de la provincia petrolífera de Marib (centro-oeste) y está listo para lanzar ataques de represalia contra el enemigo, sea donde sea.

“Las Fuerzas Armadas tienen un amplio banco de blancos cruciales en Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Israel e incluso más allá”, ha indicado Al-Hakim en una entrevista concedida este domingo al portal local 26Sep.net.

De igual modo, ha urgido a Arabia Saudí y sus aliados a que dejen de bombardear las instalaciones petrolíferas y la infraestructura económica de Marib, pues “las fuerzas yemeníes son capaces de golpear todas las instalaciones petrolíferas y destruir por completo su economía”. “Estamos listos para dar una respuesta aún más rotunda”, ha alertado el alto mando castrense.

Además de las capacidades de defensa militar, las fuerzas yemeníes también han conseguido grandes logros en el ámbito de la seguridad y la Inteligencia. Ellos “están presentes” en las salas de las operaciones de guerra electrónica de las fuerzas agresoras en sus respectivas capitales, ha subrayado Al-Hakim.

 

En cuanto a las victorias que van cosechando las fuerzas yemeníes ante la agresión saudí y sus mercenarios, el máximo responsable de la Inteligencia yemení ha anunciado que las fuerzas yemeníes entrarán “pronto” a Marib.

Al respecto, ha pedido a las tribus, que aún siguen luchando en las filas del enemigo, que vuelvan a defender el país ante los Al Saud y sus aliados regionales y occidentales.

A las fuerzas yemeníes no les queda más opción que responder con todo su poderío a los ataques saudíes y de sus aliados, que, además de muertes, incluso de menores, han provocado que unos 10 millones de yemeníes se vean bajo una hambruna, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), una instancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

ask/anz/myd/hnb