• Un misil de fabricación yemení, modelo Badr-1, lanzado por las fuerzas de Yemen contra posiciones de los soldados saudíes.
Publicada: sábado, 15 de junio de 2019 14:15

Las fuerzas yemeníes aseguran que cuentan con misiles, no solo capaces de alcanzar la capital saudí, Riad, sino también la Palestina ocupada por Israel.

“Hasta que los países de la coalición [saudí] continúen bloqueando y agrediendo Yemen, los misiles y aviones yemeníes seguirán llegando a Riad y aún más allá de Riad, en referencia al régimen sionista”, advirtió el viernes el portavoz de la Fuerza Aérea del Ejército de Yemen, Abdulá al-Yafari, en declaraciones al portal web Mirataljazeera.

Además, precisó que los “modernos y avanzados” misiles y las aeronaves no tripuladas (drones) del movimiento popular yemení Ansarolá y del Ejército de Yemen tienen a su alcance el estrecho de Bab el-Mandeb y el canal de Suez, lo que cambia la ecuación de poder en la agresión liderada desde el año 2015 por Arabia Saudí contra Yemen.

Así pues, la inseguridad en esta área estratégica en la costa oeste del mar Rojor, ruta marítima internacional por la que cada día atraviesan más de 4,7 millones de barriles de petróleo crudo, es evidentemente un “mensaje político muy importante” para la comunidad internacional, advierte Al-Yafari.

Hasta que los países de la coalición [saudí] continúen bloqueando y agrediendo Yemen, los misiles y aviones yemeníes seguirán llegando a Riad y aún más allá de Riad, en referencia al régimen sionista”, destaca el portavoz de la Fuerza Aérea del Ejército de Yemen, Abdulá al-Yafari.

El portavoz de la Fuerza Aérea del Ejército de Yemen indicó también que “hoy, Yemen se encuentra en una excelente posición” y recordó unas de las recientes operaciones en la que destruyeron instalaciones vitales de Arabia Saudí y bombardearon los aeropuertos saudíes en las provincias de Jizan y Najran.

También se refirió a un ataque contra la base aérea Malik Khalid —situada en la ciudad de Khamis Mashith, capital de la provincia saudí de Asir (suroeste)— “una de las bases militares más importantes de Arabia Saudí, en la que también se encuentran expertos israelíes”.

Deja claro por tanto que, mientras continúen los bombardeos y ataques saudí-emiratíes a Yemen, las fuerzas yemeníes seguirán apuntando contra objetivos de los países agresores, incluidos aeropuertos, infraestructuras militares o petroleras.

La situación en Yemen es “trágica” a todos los niveles, y la comunicad internacional no hace nada para enfrentar la masacre de este pueblo, lamentó Al-Yafari, pero confía en que los ataques de represalia obligarán pronto a los agresores a poner fin a su inhumana ofensiva y bloqueo. 

bhr/mkh/nii/

Comentarios