• Yemeníes sentados sobre los escombros de una casa destruida por los ataques de Arabia Saudí en Saná, capital yemení, 25 de agosto de 2017.
Publicada: miércoles, 25 de octubre de 2017 0:32
Actualizada: miércoles, 25 de octubre de 2017 3:42

Una Nobel de la Paz pide al mundo presionar a la coalición liderada por Arabia Saudí para que ponga fin a la ‘invasión sistemática y a la destrucción’ de Yemen.

“Yemen está expuesto actualmente a una invasión sistemática y a la destrucción de su pueblo y de su territorio, por parte de la alianza árabe encabezada por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU)”, dijo la Nobel de la Paz Tawakkol Karman en una entrevista el martes con la agencia francesa de noticias AFP.

La activista y periodista yemení de 38 años, que se encuentra en Honduras para respaldar una lucha ambientalista, repudió la agresión saudí a su territorio natal con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, fiel aliado de Riad.

“Esta alianza pretende que vino para apoyar la legitimidad, pero en realidad está ocupando los puertos, los aeropuertos y las islas de Al-Maha, Adén y Al-Mukala y se rehúsan a entregarlas a las autoridades” locales, añadió.

La crisis de Yemen, que se inició en marzo de 2015 con los ataques de Arabia Saudí, ha acabado con la vida de más de 12 000 civiles, según cifras recientes de las Naciones Unidas.

Esta alianza pretende que vino para apoyar la legitimidad, pero en realidad está ocupando los puertos, los aeropuertos y las islas de Al-Maha, Adén y Al-Mukala y se rehúsan a entregarlas a las autoridades”, dijo la Nobel de la Paz Tawakkol Karman en una entrevista con la agencia francesa de noticias AFP.

 

De hecho, responsabilizó a la coalición comandada por Arabia Saudí del deterioro de la situación en Yemen, donde, dijo, los empleados públicos se han quedado sin sueldo, no funcionan las escuelas ni los hospitales y, como consecuencia, ha hecho su aparición un virulento brote de cólera.

“El que no se muere a causa de los bombardeos de la alianza acaba muriendo por hambre o enfermedad”, denunció Karman.

Por todo lo dicho, demandó una solución dialogada para la crisis en Yemen que, señala, debe incluir la retirada de las fuerzas agresoras del país, pero también el desarme del movimiento popular yemení Ansarolá y su transformación en un partido político. “Yemen está olvidado por el mundo y las fuerzas regionales, representadas por Arabia Saudí (…), se empeñan en destruirlo a fin de apropiárselo”, aseveró.

A principios de este mes, las Naciones Unidas incluyeron en su lista negra a Arabia Saudí y a sus aliados por haber matado y mutilado el año pasado a 683 niños yemeníes. El organismo internacional advirtió, además, de que más de 17 millones de yemeníes pasan hambre a causa de la guerra.

ftm/hnb/nii/

Comentarios