• Un niño yemení camina por los escombros de un edificio destruido en un ataque aéreo saudí, ciudad de Taíz, 18 de marzo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 9 de abril de 2019 22:08
Actualizada: miércoles, 10 de abril de 2019 2:07

Siguen los esfuerzos, de momento en vano, para que el Reino Unido deje de vender armas a Arabia Saudí, pues este régimen las usa para matar civiles yemeníes.

La Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés) ha interpuesto un nuevo caso ante la Corte Suprema del Reino Unido, argumentando que cuenta con “aplastantes evidencias” de que Riad usa las bombas y los cazas de fabricación británica “para violar el derecho humanitario en Yemen”.

Según CAAT, más de 10 000 personas han muerto desde el inicio de la agresión saudí y sus aliados a Yemen el 26 de marzo de 2015, e insisten en que las armas británicas han contribuido claramente a “crear una catástrofe humanitaria”, informan este martes los medios locales.

En señal de apoyo a la CAAT, los representantes de varios grupos humanitarios como Oxfam, el Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) y Amnistía Internacional (AI) se han congregado hoy fuera de la Corte Suprema, justo antes del inicio de la sesión.

“Es tiempo de que el Reino Unido deje de priorizar el lucro económico sobre la vida humana […] Con la venta de miles de millones de libras esterlinas en armas a Arabia Saudí, los ministros [británicos] están firmando la sentencia de muerte de la gente en Yemen”, advierte Lucy Claridge, directora de Litigio Estratégico de AI, que se encontraba entre los congregados en el exterior de la Corte Suprema del Reino Unido.

Claridge, asimismo, ha recordado que varios países europeos ya han frenado la venta de armas a Arabia Saudí porque saben que esta práctica viola la legalidad y, además, han sido testigos de la devastación y mortandad que están causando” en el país más pobre del mundo árabe.

Es tiempo de que el Reino Unido deje de priorizar el lucro económico sobre la vida humana […] Con la venta de miles de millones de libras esterlinas en armas a Arabia Saudí, los ministros [británicos] están firmando la sentencia de muerte de la gente en Yemen”, advierte Lucy Claridge, directora de Litigio Estratégico de Amnistía Internacional (AI).

¿Cuál es el objetivo de CAAT?

La Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés) busca apelar y anular una sentencia de la Corte Suprema, que en 2017 declaró “lícita” la venta de armas a Riad, pese a la creciente cifra de muertos en Yemen, niños y mujeres, incluidos.

CAAT denuncia que el Gobierno británico “viola” su propia normativa de exportación de armas: esta señala que la venta debe cesar cuando se detecta un “claro riesgo” de que su uso está violando el derecho humanitario.

¿Cuáles son los países que más armas venden a Arabia Saudí?

De acuerdo con los datos proporcionados por el Instituto Internacional de Investigación sobre la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés), EE.UU., el Reino Unido, Francia, España, Suiza, Alemania, Italia, Canadá, Turquía y Suecia son los países que venden mayor cantidad de armas a Riad.

Arabia Saudí, con 33 millones de habitantes, tiene el tercer presupuesto en defensa del mundo, solo superado por Estados Unidos, que, con 316 millones de habitantes, gastó nueve veces más, y por China, que, con 1380 millones de habitantes, dedicó casi tres veces más, según el informe anual del SIPRI de 2018.

 

¿Cómo comenzó la guerra?

En marzo de 2015, Riad y sus aliados dieron comienzo a una campaña de ataques aéreos contra Yemen con el propósito de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, un estrecho aliado de Riad que, de hecho, apoya la intervención militar en su país.

Un informe publicado el pasado 11 de diciembre por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por su acrónimo del inglés) precisa que la agresión ha dejado hasta ahora más de 60 000 civiles muertos.

ask/hnb/nii/

Comentarios