• Miles de yemeníes participan en un funeral masivo de niños asesinados en un ataque saudí en la ciudad de Saada, 13 de agosto de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 2 de septiembre de 2018 9:44

La organización pro derechos humanos HRW repudia los “crímenes de guerra flagrantes” de Arabia Saudí y sus aliados regionales y occidentales contra los yemeníes.

La oenegé Human Rights Watch (HRW) vuelve a condenar los bombardeos saudíes lanzados el pasado 9 de agosto contra un mercado en la ciudad de Dahiyan, en la provincia noroccidental yemení de Saada, que acabó con la vida de más de 50 yemeníes, incluidos 40 niños. Es “un flagrante crimen de guerra”, denuncia la organización en un comunicado emitido este domingo.

HRW carga, asimismo, contra los países occidentales que proveen armas al régimen saudí y sus aliados, que desde 2015 emprenden ataques contra la nación de Yemen, con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad, y hacer frente al movimiento popular Ansarolá.

“Los que suministran armas a Arabia Saudí son cómplices de los actos criminales que realiza en Yemen”, indica la ONG, que a la vez exige el cese del suministro de armamentos a Riad y sus aliados por parte de EE.UU., el Reino Unido y Francia.

La organización pro derechos humanos, agrega el documento, ha detectado armas de fabricación estadounidense en más de 24 puntos diferentes del territorio yemení que han sido blanco de los asaltos saudíes.

Los que suministran armas a Arabia Saudí son cómplices de los actos criminales que realiza en Yemen”, indica la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), en alusión a EE.UU., el Reino Unido y Francia.

 

“Cualquier estadounidense que cree que la vía para detener la matanza de niños yemeníes es vender bombas a Arabia Saudí, debe ver los vídeos del ataque contra un autobús escolar en la ciudad de Dahiyan. EE.UU., y otros países deben parar la venta de armas a Riad”, subraya HRW.

Desde el inicio de la agresión saudí, en marzo de 2015, más de 11 000 yemeníes, en su mayoría civiles, han perdido la vida, de acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Salud yemení. En un caso reciente, al menos 31 yemeníes, entre ellos 22 mujeres y 4 niños, murieron el pasado 23 de agosto, en los bombardeos de Riad contra la ciudad de Al-Hudayda (oeste).

Según la oenegé Amnistía internacional (AI), los ataques aéreos saudíes parecen haber sido dirigidos deliberadamente contra civiles y sistemas de salud y de agua de Yemen, donde la guerra ha creado la mayor crisis humanitaria de la actualidad.

mnz/ctl/msf

Comentarios