• Gemelos unidos se encuentran en la unidad de cuidados intensivos para niños del hospital Al-Thawra en Saná, la capital yemení. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 9 de febrero de 2019 10:14
Actualizada: domingo, 10 de febrero de 2019 19:25

Arabia Saudí y sus aliados que lideran una prolongada guerra en Yemen privan de asistencia médica a unos recién nacidos gemelos yemeníes que se han juntado.

Abdel Jaleq y Abdel karim nacieron fuera de Saná, la capital yemení, hace unos 12 días y comparten un riñón y un par de piernas, pero tienen corazones y pulmones separados.

Las áreas controladas por el movimiento popular yemení Ansarolá, incluida Saná, han estado bajo bloqueo aéreo, terrestre y marítimo de la coalición militar comandada por Arabia Saudí desde que ésta comenzó la agresión en 2015.

Los servicios de salud se han colapsado a medida que el conflicto ha comenzado y la mayoría de los hospitales y los centros sanitarios no están equipados para brindar tratamiento especializado para enfermedades raras.

Taha al-Mutawakel, ministro de Salud del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, ha denunciado que la llamada coalición liderada por el régimen saudí ha impuesto condiciones crueles sobre el envío de los pacientes yemeníes con enfermedades raras, incluidos los recién nacidos gemelos, al extranjero para recibir atención especializada.  

Al-Mutawakel ha explicado que Abdel Jaleq y Abdel karim son solamente uno de miles de pacientes que están privados de atención especializada en Yemen debido a la escasez de medicamentos. El responsable yemení ha vuelto a solicitar a la coalición reabrir el aeropuerto de Saná por lo menos en ciertos casos excepcionales.

 

Desde marzo de 2015, el régimen saudí y sus aliados cometen crímenes de guerra de forma diaria, utilizando varios tipos de armas, incluidas las prohibidas, con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, y hacer frente a Ansarolá.

La guerra contra Yemen, de acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ha ocasionado “la mayor crisis humanitaria del mundo”, donde hay unos 22 millones de personas que necesitan ayuda para sobrevivir y varios otros millones que padecen una hambruna. Los niños son los que más han sufrido por este conflicto.

Asimismo, los ataques saudíes han dejado más de 60 000 civiles muertos, según el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

ftm/ktg/alg/hnb

Comentarios