• El presidente venezolano, Nicolás Maduro (dcha.), y su par boliviano, Evo Morales, Caracas, 15 de abril de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 16 de marzo de 2019 1:09
Actualizada: domingo, 17 de marzo de 2019 0:15

Venezuela y Bolivia condenan los recientes ataques terroristas contra dos mezquitas en Nueva Zelanda que se saldaron con la muerte de 49 personas.

Un terrorista, de origen australiano, atacó el viernes dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, localizada en la isla del Sur, a causa de lo cual unas 49 personas murieron y medio centenar quedaron heridas.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, expresó la misma jornada su pesar por las víctimas del “horrendo crimen”, cometido por motivos racistas y discriminatorios.

“Expreso un profundo dolor y mi total rechazo por el horrendo crimen ocurrido en Nueva Zelanda, una consecuencia de la discriminación y el racismo promovido por la supremacía blanca. Nos solidarizamos con el pueblo neozelandés y con toda la comunidad musulmana en el mundo”, escribió Maduro en su cuenta en la red social Twitter. 

A su vez, el jefe del Estado boliviano, Evo Morales, condenó el uso de las armas y se solidarizó con los familiares de las víctimas de los ataques.

Expreso un profundo dolor y mi total rechazo por el horrendo crimen ocurrido en Nueva Zelanda, una consecuencia de la discriminación y el racismo promovido por la supremacía blanca. Nos solidarizamos con el pueblo neozelandés y con toda la comunidad musulmana en el mundo”, tuitea el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

“Expresamos nuestra solidaridad y nuestras sinceras condolencias a los familiares de las víctimas fatales de los atentados con armas de fuego en mezquitas de Nueva Zelanda; como país pacifista, condenamos el uso de las armas que solo siembran dolor y muerte en la sociedad”, tuiteó.

Maduro y Morales se suman a otros líderes latinoamericanos, entre ellos de México, Guatemala, Chile, Ecuador, Argentina, Colombia y Perú, que lamentaron lo sucedido en el país europeo.

Los atentados islamófobos de Nueva Zelanda siguen la línea de los perpetrados por la extrema derecha, que han ido en aumento en los últimos años en varios países occidentales, como Estados Unidos, Francia, España y Alemania.

“Entristecido” por los ataques islamófobos, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Gurterres, ha instado al mundo a unirse en su mensaje para hacer frente al odio a los musulmanes y a todas las formas de intolerancia y terrorismo.

tqi/ctl/myd/rba

Comentarios