• El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, habla en una rueda de prensa en Caracas (capital venezolana), 6 de abril de 2017.
Publicada: jueves, 12 de abril de 2018 1:08

En medio de la tensa relación existente entre los Gobiernos de Venezuela y Panamá, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha anunciado que suspenderá los lazos económicos con más empresas panameñas, para luego afirmar que ha ordenado que las cuentas bancarias de estas sean bloqueadas.

“El presidente Nicolás Maduro ha ordenado la publicación de nuevas empresas panameñas para proteger nuestro sistema económico y financiero de las mafias de Panamá”, ha dicho el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, en un acto político celebrado este miércoles en la capital venezolana, Caracas. 

Según el alto funcionario venezolano, a través de una resolución conjunta de los Ministerios venezolanos de Comercio Exterior e Inversión Internacional, Interior y Justicia, y Economía y Finanzas, se acordó la adopción de estas medidas por “el uso recurrente del sistema financiero panameño por parte de sujetos nacionales venezolanos para movilizar dinero y bienes provenientes de delitos contra el patrimonio público”.

El Aissami ha detallado, además, que la sanción prevé “congelarles las cuentas a todas las empresas vinculadas a las mafias representadas por el Gobierno del presidente” panameño, Juan Carlos Varela, sin especificar cuáles son las compañías que se verán afectadas.

El presidente Nicolás Maduro ha ordenado la publicación de nuevas empresas panameñas para proteger nuestro sistema económico y financiero de las mafias de Panamá”, asevera el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami.

 

Caracas ha adoptado tales medidas contra Panamá después de que el Gobierno panameño sancionara, en marzo, a Maduro y a 55 funcionarios venezolanos más, en el marco de las medidas aplicadas por ese país centroamericano en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

La tensión política entre ambos países provocó que Panamá retirara, la pasada semana, a su embajador en Venezuela después de que Caracas suspendiera el 5 de abril las relaciones económicas por tres meses con varias personas y empresas panameñas, entre ellas la Aerolínea Copa, en respuesta a las medidas panameñas contra el Gobierno de Maduro.

El presidente de Panamá, ha indicado El Aissami, “sacó una nueva resolución infame, ilegal, desproporcional, si es por las buenas, estamos dispuestos a hablar, a dialogar, a resolver. Ahora, si es por esa vía, le vamos a responder con dignidad”.

mpm/anz/fmk/rba

Comentarios