• Kurdos desplazados en la ciudad siria de Ras al-Ain, 19 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 20 de octubre de 2019 9:14
Actualizada: lunes, 21 de octubre de 2019 10:14

El paso adelante del Ejército sirio para proteger a los kurdos se traducirá en “una declaración de guerra” a Turquía, dice un alto funcionario turco.

En una entrevista concedida el sábado a la agencia rusa de noticias Sputnik, Yasin Aktay, asesor del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, enfatizó que el Ejército Árabe Sirio “enfrentará una respuesta contundente” si entra en las zonas nororientales del país, controladas por las milicias kurdas —que están bajo bombardeos de Turquía desde el pasado 9 de octubre—.

“Si el Gobierno sirio quiere entrar en Manbij, Kobani, Qamishli para proteger a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), consideraremos el hecho como una declaración de guerra contra Turquía”, dijo.

Según Aktay, si Damasco se compromete a garantizar que dichas milicias —que están en la lista negra de Ankara— no operarán en las zonas fronterizas con Turquía, entonces el país euroasiático cambiará de postura y aceptará las propuestas para resolver la crisis.  

El aludido asesor también afirmó que las tropas turcas y otras fuerzas extranjeras abandonarán Siria después del establecimiento de la paz y la seguridad en todo el territorio árabe. Ankara acordó con Washington crear una zona segura de 444 kilómetros de largo dominada por las tropas turcas en la frontera siria, recordó.

Si el Gobierno sirio quiere entrar en Manbij, Kobani, Qamishli para proteger a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), lo consideraremos como una declaración de guerra contra Turquía”, dijo asesor de la Presidencia turca Yasin Aktay.

 

“El este de Éufrates, en particular, las provincias de Al-Raqa y Deir Ezzor, de las que se discutieron con EE.UU., se incluirán completamente en la zona segura, y logramos llegar a un entendimiento mutuo sobre este tema. El acuerdo alcanzado con los estadounidenses es claro, las Fuerzas Armadas turcas ejercerán el control sobre la zona segura, empero su profundidad y extensión serán determinadas por Turquía”, sostuvo.

Eso mientras, el presidente sirio, Bashar al-Asad, tachó el viernes de “fuerzas de ocupación” las de Turquía y Estados Unidos, de conformidad con el derecho internacional. En esta línea, hizo hincapié en que estas tropas ilegales deben abandonar el país árabe.  

LEER MÁS: Al-Asad: Todas las fuerzas de Turquía y EEUU deben abandonar Siria

La agencia siria oficial de noticias, SANA, reveló el sábado que, para atacar a los kurdos, hay una cooperación entre los integrantes de la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y Turquía, cuyos “crímenes de guerra” durante la ofensiva han sido denunciados por Amnistía Internacional (AI).

Turquía y EE.UU. consensuaron el jueves un alto el fuego. Ankara debía suspender por 120 horas sus ataques a los kurdo-sirios y permitir que las milicias kurdas se retirasen de la “zona segura” establecida por Turquía, que, de hecho, supone un área de más de 444 kilómetros a lo largo de la frontera con Siria.

Sin embargo, el alto el fuego fue violado por Ankara, según varios informes locales, y Damasco considera este acuerdo unilateral como “vago”.

ftn/ctl/msf

Comentarios