• El presidente sirio, Bashar al-Asad (dcha.), y Alexander Lavrentiev, enviado especial del presidente ruso, en Damasco, capital siria, 18 de octubre de 2019. (Foto: SANA)
Publicada: viernes, 18 de octubre de 2019 16:47

El presidente sirio, Bashar al-Asad, enfatiza que todas las fuerzas ilegales de Turquía y Estados Unidos deben abandonar el país árabe.

Al-Asad ha realizado tales afirmaciones en una reunión con Alexander Lavrentiev, enviado especial del presidente ruso, Vladimir Putin, y el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Vershinin, celebrada este viernes en Damasco (capital siria), en la que han abordado los recientes acontecimientos en el país árabe, en particular la ofensiva turca iniciada el 9 de octubre contra las milicias kurdas.

LEER MÁS: Damasco denuncia ‘objetivos expansionistas’ de Turquía en Siria

Conforme al mandatario sirio, el trabajo actual y futuro debe centrarse en detener la agresión de Turquía así como la retirada de todas las fuerzas turcas, estadounidenses y otras ilegales de todo el territorio sirio, ya que son “fuerzas de ocupación” de conformidad con el derecho y las convenciones internacionales.

Ante tal coyuntura, ha proseguido Al-Asad, el pueblo sirio se reserva el derecho a resistir ante ellos por todos los medios disponibles.

 

A su vez, la delegación rusa ha expresado el firme apoyo de Moscú a la soberanía e integridad territorial de Siria y su rechazo a cualquier paso o acción que viole estos principios.

LEER MÁS: Rusia asegura que ni pensaría en confrontar a Turquía en Siria

Además, ha subrayado que Moscú se opone a cualquier medida que complique aún más la situación y afecte los esfuerzos para poner fin a la guerra en Siria, que depende en primer lugar de eliminar los focos terroristas restantes en el país árabe y recuperar el control sobre todo el país, incluidas las zonas fronterizas.

LEER MÁS: Rusia: El Ejército sirio debe controlar la frontera con Turquía

La cita también versaba sobre los preparativos en curso para celebrar la primera reunión de un comité para discutir la Constitución de Siria. En este contexto, Al-Asad y Lavrentiev han expresado su satisfacción con el avance de este proceso.

Ambas partes han destacado que el factor más importante para el éxito de este comité es la ausencia de cualquier intervención extranjera en su trabajo y el respeto de a un diálogo sirio-sirio dirigido por el propio Damasco.

ftn/lvs/nlr/rba

Comentarios