• Un tanque del Ejército de Turquía cerca del pueblo de Akakale, fronterizo con Siria, 8 de octubre de 2019.
Publicada: miércoles, 9 de octubre de 2019 21:59

Las tropas de Turquía cruzan la frontera siria en el marco de la fase terrestre de la invasión del norte del país árabe, anunciada hoy por Erdogan.

“Las Fuerzas Armadas y el (llamado) Ejército Nacional Sirio —una milicia rebelde apoyada por Ankara— han lanzado un operativo terrestre en la zona oriental del río Éufrates, como parte de la ‘Operación Fuente de Paz’”, ha anunciado este miércoles el Ministerio turco de Defensa por medio de un mensaje en Twitter.

LEER MÁS: Turquía comienza una agresión militar contra el norte de Siria

Por su parte, el portavoz de los insurgentes sirios participantes en la operación ha informado de que la ofensiva ha comenzado la noche de este miércoles en dirección a la ciudad de Tal Abyad —en la norteña provincia siria de Al-Raqa—, controlada por la milicia de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo).

De hecho, las YPG —que forman parte integral de las llamadas unidades kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)— son el principal objetivo de la operación turca en cuestión. Ankara las considera terroristas, pues son la afiliada siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), grupo que integra la lista negra de Turquía.

Esta misma jornada, en el contexto de la ofensiva turca por aire, los cazas turcos, apoyados por la artillería, han bombardeado varias poblaciones fronterizas sirias, entre ellas Ras al-Ain, Tal Abyad y Al-Qamishli.

Las Fuerzas Armadas y el (llamado) Ejército Nacional Sirio —una milicia rebelde apoyada por Ankara— han lanzado un operativo terrestre en la zona oriental del río Éufrates, como parte de la ‘Operación Fuente de Paz’”, anuncia el Ministerio turco de Defensa.

 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya había amenazado en varias ocasiones con lanzar una operación militar contra los milicianos kurdos en el norte de Siria. Su último aviso al respecto —que ya es una realidad con el inicio de la ofensiva—, fue seguido por el sorpresivo anuncio de Washington de que retiraba tanto a sus fuerzas desplegadas en suelo sirio como su pleno apoyo militar y económico a la milicia FDS.

Pese a que posteriormente el mandatario estadounidense, Donald Trump, dijo que su país “no ha abandonado a los kurdos”, su decisión generó gran inquietud entre dichas milicias, que hasta entonces se hallaban a salvo de las amenazas de Ankara por el apoyo de su aliado norteamericano.

LEER MÁS: Trump vuelve a traicionar a sus aliados kurdos en Siria

El Ministerio turco de Defensa ha asegurado que la operación tiene como “único objetivo” a los terroristas y ha afirmado que están haciendo todo lo posible por no infligir daño alguno a la población civil ni a las infraestructuras de Siria.

No obstante, ante el temor de la operación turca, varios civiles sirios ya han empezado a abandonar las ciudades fronterizas, según se aprecia en unos vídeos que han visto la luz esta misma jornada.

A su vez, el Gobierno sirio, que ya había alertado de la presencia “ilegal” de las fuerzas turcas en su territorio, este mismo miércoles se ha manifestado plenamente decidido a hacer frente a cualquier agresión de Turquía “por todos los medios legítimos”.

LEER MÁS: Damasco: ofensiva turca amenaza 30 % del patrimonio cultural sirio

tqi/anz/mrz/mjs

Comentarios