• El teniente general Qasem Soleimani (izda.), en una reunión con el presidente sirio, Bashar al-Asad (c), y de Irán, Hasan Rohaní, Teherán.
Publicada: viernes, 3 de enero de 2020 14:28
Actualizada: viernes, 3 de enero de 2020 17:22

El presidente sirio, Bashar al-Asad, repudia el asesinato del general iraní Soleimani y asegura que Siria nunca olvidará al comandante “estelar” de la Resistencia.

A través de una mensaje, el mandatario sirio condenó el asesinato del comandante de las Fuerzas Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. en Bagdad, capital iraquí, al tiempo que transmitió condolencias al Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, y al pueblo iraní.

Recibí con mucho dolor la noticia del martirio de una estrella de los comandantes de la Resistencia, encabezados por el general Soleimani”, aduce el texto.

Al dignatario sirio, cuyo país, con el apoyo de Irán y otros países como Rusia, está luchando desde 2011 contra grupos terroristas, subrayó que “los recuerdos del mártir Soleimani siempre permanecerá en las mentes de los sirios y que el pueblo nunca se olvidará de Soleimani y sus combates al lado del Ejército Árabe Sirio en defensa de este país ante el terrorismo”.

Al-Asad continúa recalcando que “el mártir Soleimani pasó su vida sirviendo a su país y al eje de la Resistencia”. “Tengo confianza en que este crimen aumentará la firmeza del eje de la Resistencia para hacer frente a las destructivas políticas de EE.UU.”, ha expresado.

 

Junto al general de alto rango iraní, cayó mártir en el ataque también el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Mohandes, entre otros combatientes.

Qasem Soleimani desempeñó un papel importante en la lucha contra los grupos terroristas en Siria e Irak. Tanto Damasco como Bagdad han agradecido la asesoria militar del comandante, que impidió el avance de la banda ultrarradical EIIL (Daesh, en árabe) en los países levantinos.

El general de alto rango persa ya era con anterioridad blanco de muchos complots y planes de asesinato. En octubre pasado, el CGRI informó de la frustración de una conspiración árabe-israelí para asesinar al general iraní. Había recibido también varias amenazas de muerte desde el servicio de inteligencia de Israel (el Mossad).

mjs/lvs/alg

Comentarios