• Embajador sirio ante la ONU, Bashar al-Yafari, durante una sesión del Consejo de Seguridad.
Publicada: viernes, 22 de noviembre de 2019 16:13
Actualizada: viernes, 22 de noviembre de 2019 16:48

Damasco insta a EE.UU. y Europa a poner fin a sus “devastadoras” sanciones económicas, que imposibilitan la reconstrucción de Siria, destruida por el conflicto.

El pueblo sirio está sufriendo desde hace años las graves consecuencias de las “medidas coercitivas económicas unilaterales impuestos por algunos gobiernos” y que “estas consecuencias han alcanzado un nivel sin precedentes en los últimos años”, señaló Bashar al-Yafari, representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En un discurso pronunciado el jueves ante la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), el diplomático sirio agregó que tales medidas han tenido “efectos devastadores” en la reconstrucción y el proceso del retorno de los desplazados que abandonaron sus hogares tras el estallido del conflicto en 2011.

“Me inquieta profundamente que las medidas sigan agravando el sufrimiento económico y humanitario del pueblo sirio”, subrayó Al-Yafari, para después citar la necesidad de mecanismos “realmente rápidos” para implementar las recomendaciones de la ONU que buscan proporcionar ayuda a las víctimas de estas sanciones.

Me inquieta profundamente que las medidas sigan agravando el sufrimiento económico y humanitario del pueblo sirio”, dijo el representante permanente sirio ante la ONU, Bashar al-Yafari.

 

El funcionario sirio concluyó su discurso afirmando que “ha llegado el tiempo de poner punto final a las políticas de castigo económico” que adoptan ciertos países con motivaciones políticas.

LEER MÁS: “EEUU está tratando de impedir que Al-Asad estabilice Siria”

Durante la sesión de jueves, denominada la Segunda Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas, quedó aprobada la resolución titulada “medidas económicas unilaterales como medio de ejercer presión política y económica sobre los países en desarrollo”.

LEER MÁS: ONU: Sanciones del Occidente agravan situación de civiles sirios

El país levantino sigue siendo objeto de sanciones económicas que les han impuesto EE.UU. y la Unión Europea (UE) tras el inicio de la crisis, en momentos en que necesita recursos para reconstruirse. En 2018, el presidente Bashar al-Asad estimaba que la reconstrucción podría costar a Siria unos 400 000 millones de dólares en una tarea que tardaría entre 10 y 15 años para terminarse.

mjs/krd/alg

Comentarios