• Soldados del Ejército sirio en la provincia de Alepo.
Publicada: lunes, 31 de diciembre de 2018 1:01
Actualizada: jueves, 10 de enero de 2019 7:58

El Ejército sirio ha cercado desde tres frentes Manbij para frenar la ofensiva del Ejército turco que busca hacerse con esta ciudad, ubicada en la provincia de Alepo.

Damasco ha desplegado brigadas de contingentes de la 4.ª División del Ejército y de la Guardia Republicana Siria en los flancos oeste, este y sur de Manbij, después de que los grupos armados de la “oposición armada” y soldados del Ejército turco movilizaran sus tropas para atacar las milicias kurdas que controlan esta localidad, según informan este domingo medios sirios.

Teniendo en cuenta el despliegue de los “rebeldes” al norte de Manbij, el Ejército sirio está tomando medidas de precaución para evitar que las bandas armadas lancen una ofensiva contra las zonas occidentales y orientales de las ciudades de Alepo y Al-Raqa, respectivamente.

La noche del sábado, las tropas sirias después de alcanzar un acuerdo con las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las unidades del Ejército sirio tomaron el control de la represa de Tishrin, que se encuentra a unos 33 kilómetros al sur de Manbij, a 115 kilómetros al este de la ciudad norteña de Alepo y a 80 kilómetros de las fronteras de Siria con Turquía.

 

El anuncio de la retirada de EE.UU. de Siria provoca nueva agitación en Manbij

La ciudad de Manbij—a unos 30 km de la frontera turca— desempeña un rol relevante en el mapa del conflicto armado sirio, cerca de tres bloques separados de territorio que forman esferas de influencia rusa, turca y de EE.UU.

Sin embargo, el sorpresivo anuncio hecho el pasado miércoles por el presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre la retirada de los militares norteamericanos de Siria, ha ocasionado que la ciudad entre en una nueva fase de agitación que podría poner fin al experimento kurdo en Siria.

En 2016, los kurdos declararon la creación de la Federación Democrática del Norte de Siria, un estado federado dentro de Siria, que no fue reconocido ni por Damasco ni por la denominada “oposición siria”.

Los combatientes kurdo-sirios de FDS controlaban hasta hace días Manbij, junto a la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo). Pero, el viernes ambos grupos abandonaron sus posiciones y pidieron públicamente al Gobierno sirio que tome el control de la zona ante una posible ofensiva de Turquía.

mkh/rha/mtk/alg

Comentarios