• Integrantes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Siria.
Publicada: jueves, 13 de diciembre de 2018 10:48
Actualizada: viernes, 14 de diciembre de 2018 3:25

Las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) se ponen en estado de alerta ante la inminente operación del Ejército de Turquía en el norte y noreste de Siria.

En un comunicado publicado este jueves, las FDS han denunciado planes de Turquía para lanzar en breve una operación militar al este del río Éufrates, como lo anuncio ayer miércoles el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicando que la acción viola la soberanía siria y la ley internacional.

La milicia kurda, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, ha llamado a los sirios a unirse para enfrentar las políticas hostiles de Ankara y defender la integridad territorial del país árabe.

“Erdogan busca ocupar parte de Siria y eso constituye una clara agresión a la soberanía siria”, denuncia la nota.

Desoyendo las protestas del Gobierno de Damasco, el Ejército turco lanzó en enero pasado la operación Rama de Olivo contras los milicianos kurdos en el norte de Siria, que resultó en la ocupación del cantón sirio de Afrin.

Desde entonces Erdogan ha amenazado en varias ocasiones con librar una gran ofensiva militar para “acabar con el terror en la parte oriental del (río) Éufrates”, controlada por las milicias kurdas.

(El presidente de Turquía, Recep Tayyip) Erdogan busca ocupar parte de Siria y eso constituye una clara agresión a la soberanía siria”, denuncian las llamadas Fuerzas Demócraticas Sirias (FDS) en un comunicado.

 

Kino Gabriel, un comandante de las FDS en una reciente entrevista con la cadena local de televisión Kurdistan 24, opinó que una posible operación turca en el este del Éufrates resultará en un fracaso para Ankara debido a los puestos de vigilancia que ha instalado EE.UU. en la zona.

El portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), Sean Robertson, ha denunciado a su vez el plan turco para lanzar una nueva operación contra los kurdos en Siria, calificando tales acciones de inaceptables”.

Ankara teme que el fortalecimiento de los kurdos en el norte de Siria dé alas a su propia insurgencia, pero Washington sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para llevar adelante sus intereses en Siria: prolongar la crisis para justificar su presencia militar en el territorio sirio y desmembrar al país árabe.

El Gobierno de Damasco denuncia la presencia militar “ilegal” de EE.UU. y Turquía en su país y exige la salida de todas las tropas extranjeras que no cuentan con el permiso de Siria.

El Gobierno de Siria, que está cerca de acabar definitivamente con los grupos terroristas y rebeldes, gracias a la ayuda de Irán y Rusia, considera que la presencia de las fuerzas de EE.UU. y sus títeres reemplaza a los terroristas en este país, y ha asegurado que recuperará hasta el último centímetro del territorio sirio de manos de todas las fuerzas ocupantes.

mnz/rha/fmd/mkh

Comentarios