• Camiones militares transportan tanques mientras conducen hacia la frontera con Siria en Hatay, en el sur de Turquía, 13 de septiembre de 2018 (Foto: AFP).
Publicada: viernes, 12 de octubre de 2018 14:06

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dice que Ankara podría lanzar pronto una nueva incursión en el norte de Siria, cerca de la frontera turca.

En un discurso ofrecido en una ceremonia militar en la provincia turca de Isparta (centro), Erdogan ha informado este viernes de que va a lanzar una nueva operación en Siria, en la zona del este del río Éufrates controlada por las milicias kurdas respaldadas por Estados Unidos.

“Si Dios quiere, muy pronto, con el apoyo de nuestros comandos, el este del Éufrates estará libre de nidos de terrorismo”, ha dicho Erdogan, cuyo Gobierno considera terroristas a las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) por sus vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), una milicia kurda activa en el sureste de Turquía.

Al mismo tiempo, el mandatario ha vuelto a criticar a Estados Unidos por dar apoyo armamentístico a los kurdos y no cumplir lo prometido en un acuerdo con Ankara para la retirada de las YPG de Manbiy, en el norte de Siria.

Del mismo modo, Erdogan ha hecho hincapié en que Ankara también ha dado un duro golpe a las organizaciones terroristas dentro de Turquía.

Si Dios quiere, muy pronto, con el apoyo de nuestros comandos, el este del Éufrates (en Siria) estará libre de nidos de terrorismo”, dice el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

Las autoridades turcas temen que el fortalecimiento de los kurdos en el norte de Siria dé alas a su propia insurgencia, pero Washington sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para llevar adelante sus intereses en Siria y por ello los respalda.

A principios del mes en curso, Erdogan señaló que EE.UU. ha enviado 19 000 camiones cargados de armas y municiones a Siria para las milicias kurdas.

Turquía ya ha realizado una operación en el norte de Siria, Rama de Olivo, que dejó cientos de muertos y miles de desplazados entre la población civil, pese a que Damasco ha denunciado en reiteradas ocasiones la presencia ilegal de fuerzas extranjeras en su territorio.

ftn/mla/ftm/hnb

Comentarios