• Decenas de civiles hacen cola para recibir ayuda humanitaria de las oenegés, en Afrin, noroeste de Siria, 22 de marzo de 2018.
Publicada: sábado, 24 de marzo de 2018 6:18

Cerca de 170.000 personas se vieron obligadas a abandonar su ciudad natal de Afrin, en el noroeste de Siria, debido a la llamada operación ‘Rama de Olivo’ del Ejército de Turquía en esta zona, iniciada el pasado enero, según informa la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“El número estimado es que hasta el momento unas 167.000 personas han sido desplazadas debido a las hostilidades (de Turquía) en Afrin”, indicó el viernes el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), Jens Laerke.

En declaraciones ante periodistas en Ginebra (Suiza), el funcionario de la ONU indicó asimismo que entre 50.000 o 70.000 civiles están cercados dentro de Afrin, mientras alertaba de la precaria situación sanitaria de la citada urbe septentrional siria, haciendo referencia a los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Afrin, que antes del inicio de la operación antikurda lanzada por Turquía, era hogar de unos 350.000 ciudadanos, fue ocupada el domingo pasado por los milicianos del denominado Ejército Libre de Siria (ELS), apoyados por Turquía.

Conforme a medios locales sirios, la ofensiva de Ankara contra Afrin, ha dejado más de 220 muertos y 700 heridos entre la población civil.

El número estimado es que hasta el momento unos 167.000 personas han sido desplazadas debido a las hostilidades (de Turquía) en Afrin”, indicó el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), Jens Laerke.

 

mnz/rha/hnb