• Protestan contra elecciones celebradas por Israel frente a un centro de votación en los altos del Golán, 30 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 30 de octubre de 2018 17:57
Actualizada: martes, 30 de octubre de 2018 19:30

Damasco condena las elecciones ‘ilegales’ promovidas por el régimen de Israel e insiste en que el ocupado Golán es parte ‘integrante’ del territorio sirio.

El Ministerio de Exteriores de Siria ha denunciado este martes que la celebración de comicios municipales por parte de Tel Aviv en los altos del Golán, en el norte de los territorios ocupados palestinos, supone una violación de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y los acuerdos de Ginebra.

En dos cartas enviadas por separado, dirigidas a la Secretaría General de las Naciones Unidas y a la Presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la Cancillería siria ha advertido de que Israel tiene por meta legitimar sus instituciones, que son ilegítimas y representan a una potencia ocupante.

El Golán —una meseta siria que controlan parcialmente los israelíes desde 1967— es parte integrante de Siria, ha agregado, para después hacer hincapié en que el Gobierno de Damasco retomará este territorio en un futuro cercano.

Debido a esta situación, la Cartera siria ha instado al CSNU a tomar medidas ante las agresiones del régimen sionista contra los ciudadanos sirios en el Golán y presionar a Israel para que frene la expansión de los asentamientos ilegales.

 

Durante las últimas semanas, los ciudadanos sirios han organizado protestas para rechazar estos comicios, ha proseguido, antes de lamentar que los soldados israelíes lanzaran gases tóxicos contra manifestantes pacíficos, causando síntomas de asfixia a varios niños.

En los últimos meses, el Ejército de Siria ha logrado liberar toda la extensión de la línea divisoria con los altos del Golán ocupados por Israel, tras expulsar a los terroristas de la zona.

En respuesta, las fuerzas de guerra de Israel desplegaron una gran cantidad de tanques y otros artefactos bélicos en las fronteras de Siria por temor a que si las fuerzas sirias recuperan el sur de su país, podrían avanzar hasta la frontera con los territorios ocupados palestinos. 

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, avisó el pasado febrero de que el régimen de Tel Aviv nunca le devolverá los ocupados altos del Golán a Siria y que se quedará “para siempre” con esos territorios, pese al rechazo internacional al expansionismo israelí.

fmk/anz/mtk/rba

Comentarios