• Qadri Yamil, uno de los dirigentes del Frente Popular por el Cambio y la Liberación (FPCL), durante una rueda de prensa en Rusia, 30 de enero de 2018.
Publicada: domingo, 11 de febrero de 2018 8:25
Actualizada: domingo, 11 de febrero de 2018 9:32

Los últimos ataques aéreos del régimen de Israel contra las instalaciones militares sirias se consideran como un intento para evitar una solución política a la crisis en Siria, dice Qadri Yamil, uno de los dirigentes del Frente Popular por el Cambio y la Liberación (FPCL).

“La nueva agresión y bombardeo sionista de los sitios militares sirios es una extensión de la escalada de una campaña iniciada por las fuerzas de guerra en la Administración de EE.UU.”, denunció el sábado Yamil en un comunicado.   

Israel llevó a cabo el sábado una serie de ataques aéreos en Siria contra objetivos militares sirios a través del espacio aéreo de El Líbano, bajo el pretexto de la incursión en su espacio aéreo de un dron “iraní” lanzado desde Siria. Teherán negó duramente las acusaciones.

A consecuencia, la defensa antiaérea del Ejército sirio derribó un avión de combate israelí F-16 que regresaba de un bombardeo en el centro del país árabe. El ejército israelí confirmó que un F-16 había caído en el norte de los territorios ocupados y los dos pilotos fueron hospitalizados, uno de ellos en estado grave.

A su vez, el ministro libanés de Defensa, Yakub al-Sarraf, expresó su enérgica protesta por el uso del espacio aéreo del país por parte de Israel para efectuar sus bombardeos a Siria.

Yamil también hizo hincapié en que la postura belicista de Israel es un intento de bloquear los resultados significativos de la Conferencia de Paz sobre Siria en la ciudad rusa de Sochi.

La nueva agresión y bombardeo sionista de los sitios militares sirios es una extensión de la escalada de una campaña iniciada por las fuerzas de guerra en la Administración de EE.UU.”, dice Qadri Yamil, uno de los dirigentes del FPCL.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) ha informado este domingo que al menos seis efectivos del Ejército sirio y fuerzas aliadas murieron a consecuencia de los ataques aéreos del régimen israelí contra sus objetivos militares.

El ataque de represalia de las fuerzas sirias ha sido saludado por el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el cual lo considera un suceso que marca el inicio de una nueva fase estratégica para terminar con la violación israelí del espacio aéreo de Siria.‎

El Gobierno de Damasco ha advertido en reiteradas ocasiones al régimen de Tel Aviv de las “peligrosas repercusiones” de sus agresiones contra el país árabe y ha prometido derribar los aviones que violen su espacio aéreo.

alg/ktg/msf

Comentarios