• Una investigación cuestiona las ideas sobre la esperanza de vida de las personas más adineradas.
Publicada: martes, 30 de octubre de 2018 19:24

Un equipo de científicos daneses indica que la correlación que suele establecerse entre la riqueza de una persona y su mayor longevidad es un mito.

Según la investigación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), la diferencia entre la esperanza de vida de los ricos y de los pobres no es realmente tan grande.

En 2016 científicos de la Universidad de Harvard (EE.UU.) demostraron que un hombre rico puede esperar vivir seis años más que un hombre de bajos ingresos; sin embargo, un nuevo estudio contradice el hallazgo anterior.

Para probar su polémica teoría, los investigadores daneses examinaron estadísticas entre 1980 y 2013 sobre esperanza de vida, mortalidad y enfermedades, asociadas a los ingresos de los daneses fallecidos en este período, y con los nuevos índices en la mano, la imagen cambió drásticamente, conforme recogió el lunes el portal español La Razón.

 

El resultado obtenido, teniendo en cuenta la movilidad social, reveló que la esperanza de vida de los hombres con ingresos más altos es de 77,6 años, solo unos 2,4 años más que de las personas más pobres, mientras que en las mujeres es de 2,2 años más.

ftm/anz/mtk/rba

Comentarios