• El buque destructor de misiles guiados USS Donald Cook, clase Arleigh Burke, de la Armada de Estados Unidos.
Publicada: sábado, 23 de enero de 2021 23:11
Actualizada: sábado, 23 de enero de 2021 23:43

Rusia monitorea un buque destructor de EE.UU., equipado con misiles de crucero guiados, que navega en el mar Negro, mientras ocurren protestas en Moscú.

El Centro de Control de Defensa Nacional de Rusia ha informado este sábado que la Flota del Mar Negro sigue la trayectoria del destructor de misiles guiados USS Donald Cook, clase Arleigh Burke, de la Armada de Estados Unidos, según la agencia de noticias rusa TASS.

Los radares de la Flota del Mar Negro han comenzado a rastrear los movimientos del destructor de misiles guiados USS Donald Cook de la Armada de Estados Unidos que ingresó al mar Negro el 23 de enero de 2021”, señala el centro ruso.

El medio ruso, explica en su reporte, que el buque destructor norteamericano ya fue escoltado por la Flota del Mar Negro el pasado 23 de noviembre cuando estuvo navegando en la misma zona marítima.

De hecho, los buques de la Marina de Estados Unidos realizan a menudo este tipo de misiones en el mar Negro. Por ello, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha reiterado en repetidas ocasiones que la presencia militar de buques de guerra pertenecientes a los Estados que no bordean el mar Negro obstruye la estabilidad en la región. 

 

Esta nueva incursión marítima de Estados Unidos cerca de Rusia ha coincidido con la jornada de masivas manifestaciones en diversas ciudades rusas, protagonizadas por opositores que piden “la puesta en libertad de Alexéi Navalni”, activista opositor detenido el 18 de enero en el control de pasaportes del Aeropuerto Sheremétievo, nada más aterrizar su avión en Moscú procedente de Alemania.

Todo indica que estas protestas no son espontáneas sino hay detrás acciones injerencistas de países occidentales, encabezados por EE.UU. La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajaróva, en una entrevista con un medio local, ha denunciado este sábado el involucramiento de la embajada estadounidense en Moscú (capital rusa) en estas manifestaciones.

krd/ncl/mkh