• El nuevo comandante de la Fuerza Quds de Irán, Ismail Qaani (dcha.) junto a su predecesor asesinado Qasem Soleimani.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 19:05
Actualizada: jueves, 23 de enero de 2020 21:40

La Cancillería de Rusia condena las amenazas del enviado especial de EE.UU. para Irán, Brian Hook, de asesinar al sucesor del general iraní Qasem Soleimani.

Una vez más, digo que para nosotros (tales declaraciones) son inaceptables. Para nosotros son declaraciones fuera de la ley”, ha avisado este jueves la portavoz del Ministerio de Exterior ruso, María Zajarova en una rueda de prensa.

La vocera rusa ha aseverado que los representantes de los Estados “simplemente no tienen derecho a hacer” tales amenazas.

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha reaccionado así a las declaraciones de Hook, quien amenazó a Ismail Qaani, el nuevo comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, de que enfrentará el mismo destino de su predecesor, el general Qasem Soleimani, asesinado por EE.UU., en Irak, si continúa atacando a los estadounidenses.

 

El teniente general Soleimani —que mantenía el oeste de Asia bajo cierta paz y era considerado el general más destacado de esta región por su papel en la lucha contra los terroristas— fue asesinado el 3 de enero en Bagdad (capital iraquí), en un ataque ordenado directamente por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Tras el asesinato del estratega militar persa, el Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, designó al general Qaani como nuevo mando de la Fuerza Quds y aseguró que esta rama élite del CGRI “seguirá el mismo programa (que mantenía) durante la gestión de Soleimani”.

Irán, que había jurado vengar el asesinato del héroe de la lucha antiterrorista, la madrugada del miércoles 8 de enero, lanzó fuertes ataques con misiles contra la base aérea estadounidense Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar y ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y contra otra base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, también en poder de los norteamericanos.

El lunes, Qaani aseguró que continuará el legado del general Soleimani y promete que Irán dará una respuesta “justa” a EE.UU. por el “cobarde” asesinato del comandante persa.

tmv/lvs/mag/rba

Comentarios