• Dos militares rusos y un militar del Ejército sirio.
Publicada: miércoles, 2 de octubre de 2019 17:00

Rusia conservará su presencia militar en Siria con el consentimiento de las autoridades legítimas del país árabe, dice el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

“Sí, estamos interesados en mantener nuestra presencia en Siria, es uno de los puntos de apoyo logístico de Tartus y la base aérea de Hmeimim”, ha declarado este miércoles el ministro de Exteriores ruso, agregando que para ello existe “el pleno consentimiento de las autoridades legítimas de un Estado miembro de la ONU (Organización de las Naciones Unidas)”.

LEER MÁS: Putin: Rusia mantendrá una presencia militar activa en Idlib, Siria

Hablando en un acto en la ciudad rusa de Sochi, Lavrov ha aclarado que la presencia rusa en Siria no significará “un pretexto para imponer algo u obligar a alguien a actuar de acuerdo con nuestros gustos”.

Además, el funcionario de alto rango ruso ha advertido a EE.UU. de “un juego peligroso” que intenta llevar a cabo contra Damasco al usar a los kurdos para resolver sus problemas en Siria.

Sí, estamos interesados en mantener nuestra presencia en Siria, es uno de los puntos del apoyo logístico de Tartus y la base aérea de Hmeimim”, ha declarado este miércoles el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, agregando que para ello existe “el pleno consentimiento de las autoridades legítimas” sirias.

 

“Estados Unidos y la coalición están realizando un juego peligroso en la orilla oriental del Éufrates, tratando de usar el factor kurdo para resolver sus problemas geopolíticos, y esta tarea es aislar la costa este del Éufrates del resto de Siria, es obvio”, ha agregado.

LEER MÁS: Siria conmina a las milicias kurdas a no aliarse con EEUU

En 2015, cuatro años despúes de que Siria se sumergió en un conflicto armado provocado por bandas armadas y terroristas —apoyadas por EE.UU. y ciertos países de la región— Rusia comenzó sus ataques aéreos en el país árabe a petición de Damasco.

Los bombardeos rusos se realizan en el marco de su alianza con el Ejército sirio en la lucha contra las bandas terroristas y armadas presentes en el país árabe, una operación exitosa que ha resultado en la liberación de la mayor parte de Siria.

Actualmente, Rusia mantiene, con permiso de Damasco, su presencia militar en la base aérea de Hmeimim, considerada el aeródromo militar más importante de la Fuerza Aeroespacial rusa en Siria, y en el puerto de Tartus, donde funciona un centro logístico de la Marina de Guerra rusa.

Damasco, con el apoyo de sus aliados, como Irán y Rusia, ha logrado liberar de toda presencia terrorista el 80 % de su suelo y ahora se esfuerza por retomar el control de la provincia noroccidental de Idlib —último bastión de los terroristas en el territorio sirio—.

LEER MÁS: Rusia lanza su “mayor ataque” contra terroristas en Idlib

tmv/lvs/rba/hnb

Comentarios