• El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, 24 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 26 de junio de 2019 0:55

Rusia advierte que las nuevas sanciones de EE.UU. contra Irán son alarmantes y plantea la posibilidad de una escalada sin control de las tensiones.

“Estas restricciones [de EE.UU. contra Irán] son alarmantes y envían una señal de que la situación se dirige hacia un escenario muy malo”, podría empeorar significativamente, alerta el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y aconseja a las partes que traten de calmar la situación y eviten una mayor escalada de las tensiones.

El diplomático ruso indica que las actuales tensiones con Irán recuerdan lo sucedido en 2003, es decir, cuando Estados Unidos fabricó el caso de las armas de destrucción masiva para invadir Irak. En aquel entonces, Washington aseguró insistentemente que el dictador iraquí Saddam Husein estaba almacenando ese tipo de armamento: todo resultó ser una gran mentira, pero ya habían invadido Irak. 

“Todos conocemos el resultado. En mayo [2003] los Estados Unidos declararon que la democracia había triunfado en Irak. Saquen sus conclusiones sobre cómo ha sido dicha democracia en los últimos 16 años”, cuestiona Lavrov.

Estas restricciones [de EE.UU. contra Irán] son alarmantes y envían una señal de que la situación se dirige hacia un escenario muy malo”, podría empeorar significativamente, alerta el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

 

La Administración estadounidense impuso el lunes nuevas sanciones contra altas autoridades de la República Islámica, incluido el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

LEER MÁS: “Sancionando al canciller iraní EEUU miente sobre diálogo con Irán”

Trump alegó que dichas restricciones respondían al derribo de una aeronave no tripulada (dron) espía estadounidense por Irán en la provincia meridional de Hormozgan, pero luego cambió de parecer y dijo que las imponía porque así lo había decidido.

Transcurrido algo más de un año de su juramentación, en mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró unilateralmente a su país del acuerdo nuclear de 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— reimpuso severos embargos a Irán e incluso invitó, en vano, al resto de signatarios (Francia, el Reino Unido, Rusia y China, más Alemania) a secundarlo con el objetivo de obligar a Teherán a renegociar el convenio.

hgn/krd/nii/

Comentarios