• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, habla con la prensa, provincia italiana de Milán, 7 de diciembre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 7 de diciembre de 2018 14:56
Actualizada: viernes, 7 de diciembre de 2018 19:08

Serguéi Lavrov indica que Moscú dará pasos concretos sobre los marinos ucranianos detenidos, a quienes señala que no se ha tratado “como lo hace EE.UU.”.

Los barcos ucranianos “violaron el derecho internacional y las leyes rusas”, ha señalado hoy viernes el ministro ruso de Exteriores, respecto a las tensiones desatadas entre Rusia y Ucrania después de que el 25 de noviembre los guardacostas rusos interceptaran y detuvieran tres barcos militares ucranianos y a los 24 marinos que iban a bordo cuando intentaban cruzar el estrecho de Kerch.

Esta zona comunica el mar Negro y el mar de Azov, entre la península de Crimea (adherida en 2014 a la Federación Rusa) y el sureste de Ucrania. Los marinos de Kiev, ha dicho Lavrov en una conferencia de prensa, estaban realizando una incursión ilegal en aguas territoriales rusas e hicieron caso omiso de los llamados de las autoridades rusas a abandonar la zona.

El canciller ruso ha subrayado que los marineros detenidos están siendo investigados. “Podremos hablar sobre formas de facilitar su destino o de llegar a un acuerdo sobre pasos definidos”, ha avanzado en la ciudad italiana de Milán, pero solo cuando termine el procedimiento judicial abierto contra ellos.

Podremos hablar sobre formas de facilitar su destino o de llegar a un acuerdo sobre pasos definidos”, ha dicho sobre los marinos ucranianos detenidos por Moscú el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, antes de puntualizar que esa vía se abrirá cuando termine el procedimiento judicial abierto contra ellos.

 

Kiev, sin embargo, ha rechazado las acusaciones del Kremlin y ha pedido ayuda militar a Washington y a otros miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para hacer frente a lo que califica de “agresión rusa”, y ha instado además a sus aliados a imponer nuevas sanciones al país euroasiático.

Estados Unidos, a su vez, ha avisado a Rusia de que “le causará dolor” si no libera a los marineros. Washington incluso tiene planeado desplegar un buque de guerra en el mar Negro en apoyo a Kiev.

Conforme a lo declarado hoy por Lavrov, todo esto tiene su origen en la intención del presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, de ganar puntos de cara a las elecciones de su país, previstas para el próximo 31 de marzo.

El alto funcionario del Kremlin ha justificado por otra parte la detención de los ucranianos destacando que Rusia no ha actuado en este caso como lo hace EE.UU., que “ha dado la orden de disparar a matar contra cualquiera que cruce ilegalmente su frontera con México”.

mtk/mla/ahn/alg

Comentarios