• Sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú, la capital rusa.
Publicada: miércoles, 14 de marzo de 2018 16:15
Actualizada: jueves, 15 de marzo de 2018 2:01

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia considera ‘inaceptables’ e ‘indignantes’ las medidas diplomáticas adoptadas por el Reino Unido en contra de Moscú por su presunta implicación en el caso del ataque a un exespía ruso y su hija en territorio británico.

En una nota difundida este miércoles en respuesta a las declaraciones y medidas adoptadas por la primera ministra británica, Theresa May, la Cancillería rusa critica la actitud y postura del Reino Unido y condena categóricamente la crisis diplomática creada, según asegura, por May y sus actos.

La primera ministra del Reino Unido ha anunciado este miércoles la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la suspensión de los contactos bilaterales con Moscú, incluida una visita programada del canciller Serguéi Lavrov, en respuesta al asesinato en territorio inglés del exespía ruso Serguei Skripal.

Las medidas adoptadas por May, considera la cartera rusa, socavan las bases de un adecuado diálogo intergubernamental y hacen imposible que las partes puedan resolver de manera lógica y apropiada sus diferencias.

“Las palabras de May son inaceptables e indignantes y corresponden a una provocación brutal sin precedentes que socava las bases de un adecuado diálogo intergubernamental”, se lee en el comunicado, en el cual se advierte de que las medidas de respuesta de parte de Moscú “no se harán esperar”.

Las palabras de May son inaceptables e indignantes y corresponden a una provocación brutal sin precedentes que socava las bases de un adecuado diálogo intergubernamental”, se lee en un comunicado difundido por el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

 

El mencionado exespía ruso fue reclutado por el Servicio de Inteligencia (MI6) cuando servía en el Ejército ruso en los años 1990. En 2006, la justicia rusa lo condenó a 13 años de prisión por espiar para un Estado extranjero. Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

El Gobierno británico acusa a Rusia de estar detrás del ataque a Skripal y su hija, que al parecer fueron envenenados con un agente nervioso en un centro comercial, incidente con el que Moscú rechaza haber tenido nada que ver.

hgn/mla/ftm/mkh

Comentarios