• El portavoz de la Cancillería iraní Said Jatibzade en una rueda de prensa concedida en la capital, Teherán, 15 de febrero de 2021.
Publicada: viernes, 26 de marzo de 2021 6:53
Actualizada: viernes, 26 de marzo de 2021 10:06

Irán pide a la Unión Europea (UE) armarse de coraje para contrarrestar las presiones de Estados Unidos y salvar el acuerdo nuclear de 2015.

No quiero interrumpir la luna de miel de nadie, pero parece que la “diplomacia” estadounidense al estilo de (el exsecretario de Estado estadounidense, Mike) Pompeo llegó para quedarse”, dijo el jueves el portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, en Twitter.

El diplomático persa denunció que “el trato prepotente de Estados Unidos hacia los demás, no comenzó con (el expresidente estadounidense, Donald) Trump y no terminará después de él”.

En esta línea, el vocero de la Diplomacia iraní instó a la UE, y en particular, a la troika que forma parte del pacto nuclear —el Reino Unido, Alemania y Francia— a “armarse de coraje” para volver a encarrilar el acuerdo, de nombre oficial el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Irán considera hipócrita al bloque europeo y a EE.UU. por repetir que apoyan el PIAC, pero obvian la razón de deterioro de esa anuencia multilateral.

 

El miércoles, el jefe de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, y el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, expresaron su apoyo al acuerdo nuclear después de un encuentro efectuado en Bruselas (Bélgica), donde este último reafirmó el interés de Washington por regresar al pacto, del que se retiró EE.UU. en mayo de 2018 bajo la Administración de Trump.

Las partes, sin embargo, manifestaron “preocupación” por la presunta desviación iraní de sus compromisos nucleares, sin mencionar la causa principal de la situación incierta en la que se encuentra el pacto, iniciada desde la salida unilateral de Washington del mismo.

Trump y su equipo recurrieron a la “presión máxima” en un intento por obligar a Irán a renegociar el convenio y firmar un pacto ajustado a los intereses de la Casa Blanca.

Después de la retirada estadounidense, Teherán esperó un año para observar una reacción de la troika europea que debía compensar las sanciones económicas impuestas de manera ilegal y unilateral por Estados Unidos al país persa.

No obstante, Europa solo ofreció apoyo verbal, pero en la práctica cedió a las presiones norteamericanas e incumplió sus obligaciones. Irán, en respuesta, comenzó en mayo de 2019 a reducir sus compromisos nucleares, aunque nunca abandonó el pacto porque adoptó esas medidas como parte de sus derechos legales estipulados en los artículos 26 y 36 del PIAC.

Joe Biden, el actual presidente estadounidense, que llegó al poder, con el lema de “recuperar la diplomacia”, prometió el regreso de EE.UU. al PIAC, empero, ha condicionado el levantamiento de las sanciones antiraníes al retorno pleno de Teherán a sus compromisos, lo que Irán no acepta.

ftm/ctl/hnb