• Una cápsula espacial llamada Kavoshgar-e-Pishgam, de fabricación iraní.
Publicada: miércoles, 9 de octubre de 2019 17:42
Actualizada: jueves, 10 de octubre de 2019 19:22

Irán presenta una queja oficial ante las Naciones Unidas y pide a este ente internacional que condene las sanciones de EE.UU. contra su sector espacial.

Irán, tal y como había prometido, ha presentado este miércoles una carta de protesta ante la Oficina de las Naciones Unidas para los Asuntos del Espacio Ultraterrestre (UNOOSA, por sus siglas en inglés), en que denuncia los intentos desde la Casa Blanca para “impedir” la participación de Irán en proyectos conjuntos espaciales, así como “obstruir” los esfuerzos del país persa para acceder al espacio.

La nueva medida hostil de EE.UU., asimismo, busca atentar contra “los intentos del país para usar las ciencias espaciales para fines pacíficos como la protección del clima y la prevención de desastres naturales”, conforme con la nota.

“La República Islámica de Irán se encuentra entre los países que son hervideros de desastres naturales como terremoto, inundación y hambruna (…) Usar la tecnología espacial es fundamental para prevenir los desastres de la misma índole o reducir sus impactos”, se lee en la nota de la Agencia Espacial de Irán.

Irán, según la carta, pide a la UNOOSA y su Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos (COPUOS, por sus siglas en inglés) que condenen la intención de Washington de prevenir la aportación activa de Irán en los programas espaciales que se realizan a nivel regional e internacional.

Como avanza la nota, el ente espacial persa pide a los países miembros de COPUOS que “sigan respetando” el derecho de Teherán a acceder al espacio, mientras asegura que las nuevas sanciones de EE.UU. “no podrán disuadir a Irán” de seguir expandiendo su pacífico programa espacial. 

LEER MÁS: ‘Irán desarrolla programa espacial pese a boicot de EEUU’

LEER MÁS: Comienza cuenta atrás para lanzamiento del satélite iraní Nahid-1

La República Islámica de Irán se encuentra entre los países que son hervideros de desastres naturales como terremoto, inundación y hambruna (…) Usar la tecnología espacial es fundamental para prevenir los desastres de la misma índole o reducir sus impactos”, se lee en la nota de la Agencia Espacial de Irán enviada a la ONU para denunciar sanciones de EE.UU. en su contra.

 

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, anunció el 3 de septiembre, sanciones contra tres agencias espaciales iraníes —la Agencia Espacial de Irán, el Centro de Investigación Espacial y el Instituto de Investigación de Astronáutica— acusándolas de contribuir a avanzar el programa de misiles del país persa.

Teherán ha rechazado en reiteradas ocasiones las acusaciones al respecto, mientras insiste en que el desarrollo del programa de misiles es un derecho innegociable.

Al respecto, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, tacha de “ineficaces” las nuevas sanciones dictadas por EE.UU. que apuntan a la agencia espacial de Irán y advierte que “el mundo comenzará poco a poco a burlarse” de esta política estadounidense.

El sector espacial de Irán, al igual que muchos otros sectores económicos y energético del país persa, se convirtió en blanco de las restricciones brutales de la Casa Blanca después de que Washington abandonara el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre oficial del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

Con las sanciones que aumentan cada vez más e incluyen más sectores iraníes, EE.UU. busca, de hecho, apretar la soga al cuello de la nación persa, y ponerla de rodillas. Sin embargo, la nación ha probado que es resistente ante presiones y opta por ver una oportunidad en las sanciones para avanzar e independizarse.

ask/rha/rba/hnb

Comentarios