• La refinería iraní de Lavan, en una isla homónima en el Golfo Pérsico. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 17 de junio de 2019 10:01
Actualizada: lunes, 17 de junio de 2019 16:48

Irán recurre a medidas preventivas para reemplazar sus ingresos petroleros y así eliminar las amenazas en forma de sanciones de EE.UU.

El comité de Medidas Preventivas contra las Sanciones de EE.UU. de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) informó el domingo de los esfuerzos del Parlamento para que la economía del país deje de depender del petróleo y frenar la caída de los ingresos nacionales como consecuencia de la reducción de la venta de crudo.

El presidente del mencionado grupo, Seyed Amir Huesien Qazizade, enfatizó que las autoridades tratan de identificar los puntos que podrían convertirse en objeto de sanciones de Estados Unidos y de los enemigos para impedir que se valgan de ellos para presionar al país.

“El ingreso en divisas proveniente del petróleo es uno de los más amenazados y los enemigos, limitando la venta de petróleo, pretenden provocar sanciones y crear tensiones en la economía del país”, adujo.

El ingreso en divisas proveniente del petróleo es uno de los más amenazados y los enemigos, limitando la venta de petróleo, pretenden provocar sanciones y crear tensiones en la economía del país”, dice Seyed Amir Huesien Qazizade, presidente del Comité de las Medidas Preventivas contra las Sanciones de EE.UU., de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles).

 

Qazizade subrayó que el Líder de la República Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, urgió recientemente a hallar un mecanismo alternativo para sustituir los ingresos petroleros en el presupuesto público del país.

Leer más: ‘Irán seguirá exportando la cantidad de petróleo que desee’

El parlamentario hizo una convocatoria para recibir proyectos y planes que ayuden a que la economía se independice de la venta del petróleo. Según Qazizade, se ha establecido el plazo de un mes para la entrega de dichos proyectos, y los mejores serán enviados al Consejo de los presidentes de tres Poderes del país.

Tras la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 suscrito entre Teherán y el Grupo 5+1 (compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), la Administración del presidente norteamericano, Donald Trump, presionó a otros países para que cortaran sus lazos económicos con Irán y así poder “reducir a cero” la exportación de crudo persa.

Leer más: EEUU llama a sus aliados a dejar de comprar crudo iraní

Leer más: China recibe un petrolero de Irán pese a las sanciones de EEUU

Por su parte, Irán, uno de los grandes productores y exportadores del crudo, difícil de ignorar, critica la decisión de Washington y el acoso posterior, pero asegura que  EE.UU. nunca podrá “reducir a cero” las exportaciones de petróleo iraní, pues Teherán conoce las vías para sortear las sanciones estadounidenses.

msm/alg/nii/

Comentarios