• Un petrolero iraní desembarca su carga en la isla persa Jark ubicada en el Golfo Pérsico, 12 de marzo de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 17 de mayo de 2019 1:05
Actualizada: viernes, 17 de mayo de 2019 2:31

Un petrolero que transportaba combustible iraní ha descargado en tanques de almacenamiento en la ciudad de Zhoushan, en China, pese a las sanciones de EE.UU.

Según informaciones exclusivas publicadas este jueves por la agencia de noticias británica Reuters, el petrolero persa, que llegó a su destino después de casi cinco meses de viaje, descargó cerca de 130 000 toneladas del combustible iraní.

La agencia británica alegó que la República Islámica usó documentos falsos para eludir las sanciones impuestas por la Administración de Washington.

El informe se publica en menos de dos semanas luego de que el Gobierno de EE.UU. pusiera fin a las exenciones para los grandes compradores de petróleo iraní, entre ellos China. La Casa Blanca tomó la medida con el objetivo de golpear a la economía persa reduciendo sus fuentes de ingresos.

 

Tras la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y la reimposición de sanciones unilaterales a Teherán, Washington otorgó exenciones a ocho compradores del crudo iraní, pero la semana pasada anunció que las mismas terminaban esta semana, concretamente el 2 de mayo.

Irán, uno de los principales productores y exportadores de crudo, difícil de ignorar, ha aseverado que frustrará las sanciones petroleras de EE.UU. y que la retórica norteamericana solo disparará el precio del hidrocarburo a nivel mundial.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha recalcado que Teherán tiene planes extensos para contrarrestar la guerra psicológica y económica librada por EE.UU. en su contra. 

fmd/sjy/fdd/mkh

Comentarios