• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una conferencia en Washington, 17 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 22 de abril de 2019 12:38
Actualizada: lunes, 22 de abril de 2019 17:48

El presidente de EE.UU. ha decidido no ampliar el plazo de las exenciones de las sanciones a la compra de crudo iraní, Riad y Abu Dhabi secundan el contubernio.

La Casa Blanca en un comunicado emitido este lunes ha confirmado que Donald Trump ha decidido no renovar el próximo mes de mayo las exenciones que permitían a ocho países importar el crudo persa sin enfrentar las sanciones estadounidenses.

“La decisión busca reducir a cero las exportaciones de petróleo iraní, negando así al Gobierno (de Irán) su principal fuente de ingresos”, ha señalado la Presidencia de EE.UU.

La Administración de Trump y sus aliados, según la nota, “están determinados” a ejercer y mantener “máxima presión económica” en contra de Irán, en un intento por “poner fin” a lo que llamaron “actividades desestabilizadoras que amenazan a EE.UU., nuestros aliados y la seguridad en el Oriente Medio”, ha recalcado.

La publicación añade que EE.UU., Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) “han acordado adoptar las acciones apropiadas para garantizar la satisfacción de la demanda global ante la retirada de todo el petróleo de Irán del mercado”.

En tal sentido, una fuente cercana a las autoridades saudíes ha asegurado la misma jornada que Riad “está dispuesto” a “compensar cualquier pérdida potencial” en el suministro de crudo cuando EE.UU. acabe con las exenciones a los compradores de petróleo iraní. Con fecha anterior, Arabia Saudí había admitido que su incapacidad en poder cumplir dicha meta.

La decisión busca reducir a cero las exportaciones de petróleo iraní, negando así al Gobierno (de Irán) su principal fuente de ingresos”, ha señalado la Casa Blanca en un comunicado para anunciar oficialmente la decisión del presidente Donald Trump de no ampliar el plazo de las exenciones a las sanciones a la compra de crudo iraní.

 

Arabia Saudí, de acuerdo con el informante citado en anonimato por la agencia británica de noticias Reuters, evaluará el impacto de la decisión de Trump sobre el mercado antes de elevar la producción de petróleo

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, por su parte, ha indicado que Washington ha mantenido contactos con otros países para que contribuyan a reducir a cero las importaciones del petróleo del país persa.

Josh Rogin, columnista del diario estadounidense The Washington Post, citando a Pompeo reveló ayer domingo que dicho departamento anunciaría hoy que ya no otorgará exenciones de las sanciones a ningún país que importe crudo iraní a partir del 2 de mayo.

La Administración de Trump retiró en mayo de 2018, a su país del acuerdo nuclear firmado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), y reimpuso sanciones contra el país persa, pese al rechazo a nivel internacional, incluido otros signatarios, como China.

Pese al objetivo de Washington de reducir a “cero” la exportación de petróleo iraní, había una excepción: ocho países que no estaban sujetos a las sanciones que impiden realizar negocios con Irán, incluida la compra de petróleo, a saber: China, Corea del Sur, Grecia, La India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía.

La Casa Blanca buscaba desde el principio que los Gobiernos de los mencionados Estados adapten sus esquemas de compra de petróleo a nuevas fuentes para cerrar los ingresos de Irán, sin embargo, el país es uno de los grandes productores y exportadores del crudo, difícil de ignorar.

ask/ctl/tmv/mkh                

Comentarios