• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en una rueda de prensa en Bagdad, la capital de Irak, 26 de mayo de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 26 de mayo de 2019 17:00
Actualizada: lunes, 27 de mayo de 2019 13:23

El ministro de Exteriores de Irán ha manifestado la disposición de la República Islámica a concretar un acuerdo de no agresión con los países del Golfo Pérsico.

“Irán presentó varias propuestas para dialogar y cooperar con los países de la región, entre ellos, un pacto de no agresión con los Estados vecinos del Golfo Pérsico. Esta propuesta todavía está sobre la mesa”, ha declarado este domingo Mohamad Yavad Zarif en una rueda de prensa conjunta con su homólogo iraquí, Muhamad Ali al-Hakim.

Pese a que el canciller persa no ha detallado la propuesta en cuestión, sí ha expresado el deseo de Irán de mantener lazos “buenos y equilibrados” con los países árabes del Golfo Pérsico.

Al respecto, el máximo diplomático iraní ha dicho que Teherán da la bienvenida a “todas las propuestas para el diálogo y la distensión”.

Irán presentó varias propuestas para dialogar y cooperar con los países de la región, entre ellos, un pacto de no agresión con los Estados vecinos del Golfo Pérsico. Esta propuesta todavía está sobre la mesa”, declara el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

 

Irán, a pesar de denunciar en reiteradas ocasiones la campaña de odio y las retóricas antiraníes de algunos Estados árabes, con Arabia Saudí a la cabeza, aprovecha los eventos internacionales para invitar a esas naciones a entablar un diálogo regional del que estén excluidos actores extranjeros, como Estados Unidos.

El llamado realizado la jornada de hoy por Zarif se produce en medio de la escalada de tensiones entre Irán y EE.UU. a causa de la campaña de presiones y las retóricas belicistas de este último.

Dentro del marco de tales provocaciones, Washington ya ha aprobado transferir armas a Arabia Saudí, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos (EUA), por valor de 8100 millones de dólares, en lo que ha dado en llamar ayuda para “disuadir y defenderse de la República Islámica de Irán”.

Efectivamente, Teherán no deja de advertir a los países árabes de los perversos complots de Washington y sus aliados y de las consecuencias desestabilizadoras del refuerzo de la presencia e influencia regional del país norteamericano.

En este sentido, un alto militar persa aseguró a principios de mayo que lo que busca EE.UU. en el Golfo Pérsico es “exprimir” a los países árabes ribereños de esa zona.

tqi/anz/mkh/hnb

Comentarios